Tribunal de San Juan

El Tribunal de Primera Instancia de San Juan acogió con urgencia la demanda presentada por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en contra de Pedro Pierluisi Urrutia que busca dejar sin efecto su nombramiento como gobernador, y citó a las partes a una vista preliminar para las 6:00 de la tarde de hoy.

En la citación, se expone que “considerando las circunstancias y controversias de naturaleza extraordinaria presentada por la parte demandante, se señala vista urgente a los efectos de dilucidar la procedencia de los remedios solicitados para el 5 de agosto de 2019 a las 6:00 p.m., en el salón de sesiones 904”.

A la referida vista, se agregó, los abogados de las partes deberán comparecer preparados para, entre otras cosas, exponer en forma concisa y narrativa los hechos pertinentes en que descansa su razón de pedir, negar o intervenir.

"Analizada la demanda presentada y tomando como cierto lo allí alegado, este Tribunal entiende que de las alegaciones no surgen hechos en controversia. La controversia medular del presente caso es una de derecho, por lo que se procederá a celebrar la vista argumentativa y recibiremos las argumentaciones orales de las partes, previo a la resolución del pleito”, se añadió.

Además, se indicó que “de haber hechos en controversia, las partes deberán aunar esfuerzos para profundizar estipulaciones sobre estos, anunciar la prueba testifical y documental a ofrecerse, y examinar la posibilidad de acuerdo...A tal efecto, cada abogado deberá tener autorización de su representado o, en su defecto, éste deberá asistir ese día o estar disponible a comunicación telefónica con su abogado desde el Tribunal”.

Por último, se estableció que los abogados deben estar preparados para “discutir la teoría legal de la demanda” o, finalmente, “la celebración de la vista evidenciaria, de ser necesaria”.

La nota, firmada por el juez Anthony Cuevas Ramos, advierte a la parte demandada (Pierluisi) “que el caso deberá tramitarse a través del sistema electrónico”, y que “de incumplir con esta orden o de no comparecer a la conferencia señalada, el Tribunal procederá a celebrar la vista, sin más citarle ni oírle, pudiendo conceder los remedios solicitados”.