policía

Una vecina de Cataño que percibió un cambio en la conducta de su hijo de 7 años de edad, examinó la tableta electrónica que le dio el Departamento de Educación para las clases virtuales y halló pornografía.

La mujer continuó indagando, y al preguntarle al padre del niño, quien es vecino de la urbanización Las Cumbres en Río Piedras, el hombre supuestamente le admitió que era él el que entraba a las páginas pornográficas en los días que compartía con el menor.

La madre del niño radicó una querella ayer y agentes de la División de Delitos Sexuales del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan iniciaron la investigación. La tableta electrónica fue ocupada para ser examinada por peritos de crímenes cibernéticos.

De otro lado, el secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández, reiteró a través de las redes sociales que "las computadoras de Educación para estudiantes son estrictamente para usos educativos y así consta en el acuerdo que los padres o encargados firman al recibir el equipo. Cualquier otro uso está prohibido".

"Esta semana comenzamos el esfuerzo educativo para que nuestros alumnos puedan navegar seguro por Internet. La Policía comenzó la investigación del caso que trascendió esta mañana. El Departamento de Educación coopera con las autoridades", agregó.