Arnaldo Claudio

Arnaldo Claudio cesó sus funciones el 14 de mayo como monitor federal de la reforma de la Policía.

El Departamento de Justicia estadounidense concluyó que ni el juez Gustavo Gelpí ni el bufete McConnell Valdés deben ser descalificados del caso de la reforma de la Policía, a raíz de las declaraciones públicas del exmonitor federal Arnaldo Claudio sobre alegada conducta antiética por parte de la corte y de conflicto de intereses, debido a que el padre del juez es contratista del bufete que representa al gobierno de Puerto Rico en este pleito.

En una moción radicada por los abogados del Departamento de Justicia federal, Luis Saucedo y Steven Rosenbaum, mantienen que de acuerdo a los “hechos relevantes” del caso no se establece la base para la descalificación ni de conducta antiética por parte del juez Gelpí, según establece el Código de Conducta de los Jueces de Estados Unidos.

Sostienen que las alegaciones de Claudio carecen de méritos porque falla en establecer bases creíbles para la descalificación.

El pasado 23 de mayo, Gelpí ordenó al Departamento de Justicia federal que presentara un memorando sobre su posición de si tanto él y/o el bufete McConnell Valdés debían descalificarse del caso. Ello, para darle la oportunidad a que se expresaran tras las expresiones de Claudio.

Saucedo y Rosenbaum observaron que el bufete fue contratado en diciembre del pasado año.

Exponen que el gobierno estadounidense no tenía conocimiento de que el padre de Gelpí —del mismo nombre— trabaja en el bufete.

Los letrados exponen que el padre del juez no está involucrado en ningún aspecto del caso de la Reforma de la Policía. Menciona que el progenitor del juez es contratista independiente del bufete desde julio de 2017.

Destacan que el juez laboró para el bufete McConnell Valdés durante seis meses en el 2001, 11 años previo a que el gobierno federal radicara la demanda contra la Policía de Puerto Rico.

Insuficientes los hechos

Los funcionarios señalan que “los hechos, según los entendemos, son insuficientes para descalificar a la corte bajo las provisiones de la sección 455(b)”.

De igual forma, concluyen que las alegaciones de Claudio no levantan cuestionamientos de imparcialidad por el hecho de que su padre sea contratista del bufete.

El pasado 14 de mayo Claudio cesó sus funciones como monitor federal al alegar que hubo una mala utilización del dinero del pueblo en el pago de abogados y otras entidades de la Reforma.

Claudio manifestó que perdió la confianza en la corte y en el Departamento de Justicia en relación a como llevan este caso.