Carlos Mellado

El designado secretario de Salud, Carlos Mellado, apoyó la creación del grupo para transmitir un mensaje unificado en la capital federal. >Archivo/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi firmará el lunes una orden ejecutiva a los fines de establecer un grupo que abogue en Washington por el trato igual para Puerto Rico con los fondos de Medicaid y Medicare.

“Las consecuencias de un trato desigual nos afecta a todos, así que es de importancia para todos que nos unamos para abogar por la mejor solución para los 3.2 millones de puertorriqueños. Es con eso en mente que hoy estoy anunciando que estaré firmando una orden ejecutiva, para nombrar a un grupo multisectorial que incluirá a representantes del sector público y privado, de organizaciones con fines y sin fines de lucro que abogarán ante el Congreso y Casa Blanca por un trato similar al de los estados en el financiamiento del Medicare y Medicaid en Puerto Rico”, adelantó el gobernador en el mensaje grabado en el marco de la Conferencia de Salud y Seguros Médicos de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

El mandatario expresó que el grupo será dirigido por el equipo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) en coordinación con la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

El propósito, según explicó, es trazar y ejecutar un plan “para poner fin al trato desigual y discriminatorio a los ciudadanos americanos viviendo en Puerto Rico”.

Pierluisi reiteró, además, el pedido de que los residentes en Puerto Rico sean tratados igual que en los estados en el programa de Medicaid, promoviendo que se elimine la subvención en bloque con un límite preestablecido y se establezca un Pareo de Asistencia Médica Federal Porcentual (FMAP, por sus siglas en inglés) basado en el ingreso per cápita de Puerto Rico en comparación al resto de los estados.

Entre las diferencias en el trato que reciben los estados y Puerto Rico en el programa de Medicaid está la aportación del gobierno federal, el tope de los fondos asignados, la cantidad de beneficios aplicados a la Isla y el por ciento en que se basa el nivel de pobreza.

“Estamos una vez más enfrentando un déficit en los fondos de Medicaid, conocido como el precipicio fiscal de Medicaid. Por eso estamos urgiendo al Congreso que arriesga nuestra capacidad de continuar proveyéndole los servicios de salud a los más vulnerables. Si Puerto Rico cayera por el precipicio en septiembre 30 de 2021, los fondos de Medicaid se revertirían a $392.5 millones de los $2.8 mil millones al año que el Congreso otorgó para este año fiscal. Los demás gastos tendrían que ser cubiertos con fondos locales, y por eso es que mi administración le urge al Congreso y a la administración Biden-Harris que ponga fin al trato indigno de los ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico”, insistió.

En 2019, el programa Medicaid en Puerto Rico recibió $2.6 mil millones para el año fiscal 2020 y $2.7 mil millones para el año fiscal 2021 con un aumento del FMAP de 76%, más $200 millones sujetos a requisitos de cumplimiento por parte del Departamento de Salud de Puerto Rico.

Esta asignación luego se incrementó con la Ley de Respuesta al Coronavirus Familias Primero. Se añadieron $2.7 millones para el año fiscal 2020 y $2.8 millones para el año fiscal 2021.

Pierluisi fue enfático en promover una solución a largo plazo.

“La industria de la salud no puede crecer bajo la sombra de la incertidumbre. Es tiempo que nos alejemos de lo incierto e inestable de la financiación de nuestro sistema de Medicaid y nos movamos a un programa similar al de los estados permanentemente”, puntualizó convencido de que se podría lograr tal y como se logró la reciente aprobación del crédito por menores sin un mínimo de dependientes.

Entiende que la transición a un sistema de Medicaid parecido al de los estados proporcionaría mejores beneficios, como incluir la parte D de Medicare y mejores servicios a través de la cubierta Platino. Además, se podrá incluir beneficios de cuidados a largo plazo, transportación que no sea emergencia, vacunas para adultos y servicios de emergencia para extranjeros, sin importar el estatus migratorio, manifestó.

Por su parte, el designado secretario de Salud, Carlos Mellado, apoyó la creación del grupo porque transmitiría un mensaje unificado. “Tenemos que llevar un mensaje y tiene que ser la paridad de fondos. Es importante llevar el mensaje de eliminar el CAP y ser igual que los demás estados. Ahora mismo los programas de trasplante en Puerto Rico no se pueden realizar, hay crisis con la cirugía cardiovascular, tenemos la fuga de médicos y ciertamente el dinero tiene que llegar a la mano del proveedor”, abundó el galeno, quien también participó de la conferencia de manera presencial.

Resaltó que la paridad generaría ahorros, si se consideran los 50 mil pacientes del programa Platino.