Carlos Mellado

El secretario de Salud Carlos Mellado reconoció las gestiones multisectoriales para alcanzar el nivel de vacunación en la Isla. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

De cara al fin de semana festivo por Acción de Gracias, las personas deben ejercer precaución aun si ya están vacunadas contra el covid-19 para no revertir los adelantos que se han alcanzado para combatir la pandemia en la Isla, dijo ayer el secretario de Salud, Carlos Mellado.

El funcionario reconoció que la semana pasada hubo un alza leve en los contagios, por lo que el nivel de positividad estuvo en 3.5%, pero aseguró que se mantuvo estable. Hasta ayer la positividad estaba en 2.17%, indicó el galeno. Mientras, las hospitalizaciones se mantienen entre 35 a 50 en promedio, lo que son signos muy buenos de cuánto se ha avanzado, aseguró el secretario.

Informó que hasta ayer el 75% de la población total está vacunada con las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que ya 380,850 tienen la tercera dosis o refuerzo. Entre la población de 5 a 11 años, que son los que más recientemente fueron autorizados a vacunarse, el Departamento de Salud tiene registrados 49,679 menores con la inoculación, aunque hay otros proveedores independientes que también están suministrando las dosis.

Mellado dijo que se mantendrán por más tiempo las órdenes ejecutivas que establecen el requisito de vacunación para aquellos aforos que quieran tener el 100% de su capacidad disponible, ya sea concierto u otro tipo de actividad. En el caso de los lugares que quieran mantener su población mixta, el aforo se tendrá que limitar al 50% y el secretario no prevé que eso vaya a cambiar por ahora.

“Todas esas medidas nos han llevado a nosotros a poder tener el índice de positividad bajito, la incidencia de casos bajita y poder tener la gran mayoría de los pacientes vacunados”, señaló Mellado en entrevista con EL VOCERO.

El titular de Salud manifestó que para este fin de semana largo, en el que normalmente las familias y las amistades se reúnen, confía en la conciencia de los ciudadanos para mantener las medidas básicas de uso de mascarilla y distanciamiento físico.

“A diferencia de otros lugares, aquí hay mucha conciencia y si no usas la mascarilla te lo señalan… habrá uno que otro que no lo haga así y eso quizás no lo podemos evitar, pero la gente ya tiene claro que se tiene que cuidar y por lo regular si alguien no se pone la mascarilla los 10 que están cerca se van del lado. Creo que está y confío en la conciencia de la gente. Eso es importante y positivo y mientras eso siga apuesto a que vamos a estar bien”, señaló.

Según Mellado, de aquí en adelante el norte de la agencia es evitar las muertes por el virus porque entiende que sería absurdo, dado que hay las herramientas disponibles para evitar que suceda. Dijo que también están muy pendientes al desarrollo de una pastilla para tratar los síntomas del covid-19. En caso de que el tratamiento nasal que se está desarrollando en Rusia dé resultados, no lo descartaría aunque actualmente no tiene los elementos para asegurar que ese producto sea efectivo.

Dentro de poco todas estas opciones harán que el covid-19 se convierta en un virus similar al de la influenza, para que el que hay que vacunarse frecuentemente, pero que en muy raros casos provoca la muerte. Sería entonces cuando se puede decir que se acabó la pandemia de coronavirus, aseguró el médico.

Cúmulo de esfuerzos antivirus

Mellado indicó que el avance para llegar al estado actual en la lucha contra la pandemia se logró por un esfuerzo multifactorial, en el que se involucraron muchísimas personas durante muchos meses de trabajo.

“Esto es un asunto multifactorial. Número uno, la cantidad de dinero federal que hemos tenido y eso hay que reconocerlo para implementar las campañas; número dos, que el gobierno haya tomado esto como política pública, que nos haya dado ese apoyo... y número tres, doy las gracias porque hemos visto el esfuerzo de enfermeros, médicos, paramédicos, tecnólogos, voluntarios, bomberos y la ciudadanía que ha cooperado de manera grandiosa”, expresó.

Vacunación

Los diversos esfuerzos para realizar pruebas de antígenos también han contribuido a controlar el avance de la pandemia. >Archivo / EL VOCERO

Del mismo modo, apuntó al apoyo de grupos y organizaciones sin fines de lucro que aportaron, tales como los clubes de Leones y Rotarios, los Boys y Girls Scouts, los militares, particularmente a través de la Guardia Nacional, la organización VOCES, Avancina, el Colegio de Médicos Cirujanos y los médicos de los centros IPA, entre muchos otros.

“Estas organizaciones han tomado esto como un proyecto de pueblo y ciertamente gracias al esfuerzo de todos esto ha sido la combinación perfecta para lograr lo que hemos logrado hasta ahora. Es sumamente importante, precisamente en Acción de Gracias, yo quisiera darle las gracias a todas las personas no solo a las que puyan, sino a las que nos traían desayuno, café, las que estaban trabajando en las listas, el chofer que buscó al viejito a la casa, los alcaldes que fueron casa por casa, que hicieron programas de radio, los medios (de comunicación) que no han soltado el tema”, manifestó el funcionario, al tiempo en que destacó que pudo trabajar las campañas de vacunación a nivel municipal sin que se viera involucrada la política partidista.

Vital el rastreo de casos

El secretario de Salud detalló que desde que comenzó la pandemia en 2020 se estableció un sistema de rastreo en los municipios y cada vez que se identificaba un caso se comunicaban con la persona y se le pedía el aislamiento del resto de la población para bajar la propagación del virus.

Centro Comunal Yolanda Guerrero, COVID 19, Coronavirus, Vacunacion, VOCES

Entidades como VOCES han sido instrumentales en la vacunación masiva en diferentes puntos del País. >Archivo / EL VOCERO

En diciembre pasado, cuando comenzó la campaña de vacunación, también se contó con los alcaldes para la coordinación de los distintos eventos de VacuTour y en Semana Santa de este año se tuvo la vacunación más grande, con unas 10,500 personas que acudieron al Coliseo de Puerto Rico.

“De ahí en adelante fuimos bien agresivos en la vacunación...”, destacó.

Por otro lado, hubo un esfuerzo por tener accesible el tratamiento de anticuerpos monoclonales, que se aplica subcutáneamente cuando se detectan los primeros síntomas del virus. Este evita en gran medida que el paciente tenga que ser hospitalizado.