Bebé

Los números del Registro Demográfico reflejan un descenso inusual en la cantidad de nacimientos registrados desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Entre el 16 de marzo y el 27 de abril, solo se inscribieron 668 bebés. Para el mismo periodo el año pasado se emitieron 2,176 certificados de nacimiento.

José Antonio López, demógrafo del Registro Demográfico, explicó que de seguro se han dado más nacimientos en la Isla, pero o no han sido inscritos o el sistema no se ha actualizado.

“Pueden haber nacido más, pero el documento no está en el Registro Demográfico. Los padres tienen 30 días para registrar a sus hijos. Pudieron haber nacido el 20 de abril de 2020 y tienen hasta el 20 de mayo para registrar. Por eso decimos que estos números son los que están inscritos. Este informe no es por fecha de nacimiento, sino por fecha de inscripción”, explicó López.

De los 668 nacimientos inscritos al momento, cuatro han sido partos en el hogar. El año pasado para esta fecha fueron 13.

Wanda Llovet Díaz, directora del Registro Demográfico, explicó que solo hay diez oficinas de esta dependencia ofreciendo servicios: la oficina central en San Juan, la oficina en el Negociado de Ciencias Forenses y las oficinas regionales de Guaynabo, Camuy, Carolina, Guayanilla, Naranjito, Ponce, Mayagüez y Patillas.

Llovet Díaz explicó a EL VOCERO que las inscripciones se están haciendo en su mayoría a través de un correo electrónico (solicitudinscripcion@salud.pr.gov) y adelantó que la semana que viene ofrecerán citas a los padres y madres que ya inscribieron a sus bebés para que acudan a las oficinas a revisar los documentos y completar el proceso.

“Las citas se van a dar a los padres que ya hayan hecho el proceso de inscripción. Ellos lo que vienen es a firmar el documento y a revisar que está todo bien. El proceso tienen que hacerlo por internet o esperar a que las oficinas abran”, explicó la directora, al agregar que muchos hospitales también hacen el proceso de inscripción por Internet.

En proceso el conteo

Por otro lado, las estadísticas del Registro Demográfico identifican 55 muertos por Covid-19, mientras el tablero virtual del Departamento de Salud reflejaba ayer 92 decesos.

Según se explicó, el desfase es temporal y se debe a que estos 55 fallecidos son los codificados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Una vez las muertes están certificadas aquí, las mismas son revisadas por el CDC, donde se certifica que hayan sido decesos por el virus.

Llovet Díaz explicó que aun cuando los certificados de defunción indican una muerte “sospechosa” por Covid-19, están atribuyendo la muerte al virus.

“Si el médico ha documentado en la causa de muerte que está relacionada a Covid-19, sí se contabiliza como Covid. Si el médico documenta que la causa es por sospecha de Covid, también se contabiliza y eso responde a unas guías que ofreció el CDC. Esas guías fueron entregadas a los hospitales y al Colegio de Médicos y el Negociado de Ciencias Forenses para que oriente a los médicos”, sentenció.

La funcionaria fue emplazada ayer por la demanda presentada por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), que reclama acceso a información sobre los muertos por Covid-19. El Registro Demográfico no ha entregado la totalidad del registro y han omitido información como los nombres de las personas muertas.

Llovet Díaz aseguró que la ley no le permite divulgar esta información, aunque se estime pública y que es el tribunal el que debe autorizarlo.