pua
El jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, alentó a las personas a denunciar la actividad ilegal al FBI. 
 

Ante el creciente número de casos de fraude contra el programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés) en diferentes jurisdicciones y en Puerto Rico, el Departamento del Trabajo federal dispuso $100 millones para combatir los actos ilegales. A la Isla le tocará sobre un millón de dólares para esa gestión.

El portavoz de prensa del Departamento del Trabajo de Puerto Rico, Héctor O’Neill Ramos, confirmó a EL VOCEROque el pasado lunes hicieron la solicitud para recibir $1,020,600. A gran parte de las otras 58 jurisdicciones a las que también se les asignaron fondos para combatir el fraude al PUA se les concedió un máximo de $2,041,200.

O’Neill Ramos indicó que una vez se desglosen las partidas de los fondos federales y los mismos sean remitidos, serán destinados para los propósitos específicos que establezca el gobierno federal.

El Departamento del Trabajo federal indicó en comunicado de prensa que los estados pueden utilizar estos fondos para el personal o los servicios contratados para realizar investigaciones de fraude y otras actividades relacionadas, y para implementar herramientas de prevención, detección y recuperación de pagos fraudulentos. No solo cubre al PUA: también al programa de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica (PEUC, por sus siglas en inglés).

“El Departamento del Trabajo (federal) alienta a las agencias estatales a adoptar nuevas estrategias de prevención y detección de fraude y utilizar los recursos del Centro de Integridad del Seguro de Desempleo para mejorar las operaciones actuales de prevención de fraude. El Integrity Data Hub es un sistema seguro de comparación cruzada de datos que contiene una variedad de herramientas efectivas de detección y prevención de fraude. La nueva solución de verificación de identidad de Hub ahora está completamente operativa y disponible para todos los estados”, señaló el secretario del Trabajo federal, Eugene Scalia, en comunicado de prensa.

Freno al robo en Colorado

Uno de los estados con mayor número de casos de fraude a estos programas de asistencia federal es Colorado. De acuerdo con The Colorado Sun, ese estado trabaja con las agencias federales para recuperar $40 millones que fueron repartidos indebidamente.

La Oficina de Desempleo de Colorado evitó que se pagaran cerca de $1,000 millones en beneficios a estafadores.

Por ejemplo, en las pasadas dos semanas, el Departamento del Trabajo de Colorado impidió que se aprobaran casi 50,000 reclamos falsos. Esa agencia se negó a dar detalles sobre las medidas utilizados para detener el fraude para no alertar a los criminales.

Las medidas también ayudaron al estado a revisar reclamos anteriores entre el 18 de julio y el 22 de agosto. Colorado también trabaja con el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), el Servicios Secreto y las agencias policiales locales y estatales.

En Colorado —como en Puerto Rico— los estafadores han utilizado identificaciones de otras personas, entre diferentes modalidades de fraude.

Aparentemente es más fácil calificar para el PUA que al programa de desempleo regular. “El PUA carece de las medidas de verificación salarial que tiene el desempleo regular”, dijo Cher Haavind, subdirectora del Departamento del Trabajo de Colorado a The Colorado Sun. “Se acaba de presentar una oportunidad para que los delincuentes aprovechen un programa que no tiene muchas medidas de seguridad”, añadió.

Investigan los federales

En la Isla, el FBI, la Oficina del Inspector General del Departamento del Trabajo de Estados Unidos y otras agencias federales no identificadas investigan activamente varios esquemas relacionados a la obtención indebida de beneficios del PUA y de otros programas.

“Cuando sea apropiado, según sea el alcance y la naturaleza de la actividad fraudulenta, puede resultar en un enjuiciamiento penal federal. No se compartirá públicamente información sobre investigaciones en curso o esfuerzos de investigación específicos. Se alienta a las personas que estén al tanto de un fraude relacionado al PUA, o que hayan participado en él, a que denuncien la actividad ilegal al FBI, cooperen con los investigadores y devuelvan las ganancias obtenidas ilícitamente”, dijo el jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, en declaraciones escritas.