Lorenzo González

 

El secretario del Departamento de Salud (DS), Lorenzo González, sostuvo que el ‘plateau’ (meseta) de contagios de Covid-19 será el 1ro de junio, lo que significa que es el momento cuando estos se deberán estabilizar.

“Con la data de casos positivos —sea con la prueba molecular o serológica— vemos que con Puerto Rico se está comportando muy cerca de esa línea horizontal, pero eso no quiere decir que la gente no se va a infectar”, afirmó.

Reiteró que hay necesidad de hacer más pruebas a las personas, sobre todo luego de que el gobierno dio paso a la reapertura de más centros de trabajo. También volvió a reconocer la importancia del proceso de rastreo de contactos.

González alegó que la agencia está lista para enfrentar un posible aumento de contagios tras la reactivación económica y adelantó que próximamente la gobernadora Wanda Vázquez podría anunciar la apertura de otros sectores como los salones de belleza, barberías y comercios al detal.

“No vimos gracias a Dios el pico. Nunca lo vimos y eso definitivamente, dentro del área de mayor riesgo que fue entre el 4 al 8 de mayo con la información que teníamos, nunca vimos un aumento significativo de personas muertas. Así que para propósito de nosotros es una cosa que hay que darle gracias al pueblo por el comportamiento que mantuvo”, expresó.

Advierten de más infectados

Además, González reconoció que no existe una ordenanza que obligue a los patronos a realizar las pruebas serológicas a los empleados, tanto del sector público como del privado. Precisamente, ayer trascendieron casos de personas infectadas y asintomáticas que se reincorporaron a sus labores en comedores escolares y en la Comisión Estatal de Elecciones.

“Sí va a haber gente infectándose, habrá muertes y no hay duda de ello. Lo que estamos diciéndole a la gente es que para mantener esa curva horizontal necesitamos continuar con el distanciamiento físico, con las precauciones de las mascarillas y con la higiene de manos. Si continuamos haciendo eso y no nos relajamos mucho —que es la preocupación que tenemos— provocamos que la probabilidad de muertes sea disminuida”, sostuvo el funcionario.

Asimismo, González admitió a preguntas de EL VOCERO que aún existe la necesidad de hacer más pruebas y rastreo de contactos. “Seguimos con la preocupación y distanciamiento físico social para la población en general. La utilización de la mascarilla no es una moda, es necesaria. El logro de esta parte de la sucesión de la economía va a dar cabida a que el próximo paso se tome”, abundó.

Adelantó, no obstante, que Salud integrará al programa nacional para atacar el Covid-19 la estrategia de rastreo de casos que inició Villalba e indicó que la estrategia debe ser coordinada para que la información se transfiera a Salud. “En la medida que aprendemos de lo que están haciendo ellos para replicarlo, (el primer paso) es el asunto de recursos humanos. Ellos están utilizando cinco personas, incluyendo un epidemiólogo, por cada 25,000 habitantes”, detalló.

Igualmente, anunció que la doctora Iris Cardona, pediatra e infectóloga ligada al proceso de vacunación por los pasados 15 años, ocupará el puesto de subsecretaria de Salud.

No descartan racionamiento

Mientras tanto, la presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán Crespo, no descartó implementar un plan de racionamiento si persiste la conducta ciudadana de malgastar el agua potable durante la emergencia.

La funcionaria indicó que, por el momento, la AAA tiene dos embalses en niveles de observación: Carraízo, que suple a San Juan, Carolina y Trujillo Alto; y Toa Vaca, que suple a miles de residentes de Ponce, Villalba, Juana Díaz y parte de Coamo. Además, otro de los embalses en riesgo es el de Guajataca, que suple agua a varios municipios del noroeste del País. Ese embalse, según las gráficas de la AAA, se mantiene en el nivel de ajustes operacionales.

La titular de la AAA sostuvo que para evitar la implementación de un plan de racionamiento comenzaron a monitorear los embalses en descenso para poder transferir a los clientes a sistemas más robustos. “No podemos concluir en estos momentos decretar ajustes operacionales. Es una situación que estamos mirando día a día y si ese fuera el caso extremo, pues estaríamos informando”, señaló Pagán.

Reclamaciones a mano

Mientras tanto, la secretaria del Departamento de Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres, indicó que han recibido 89,415 reclamaciones del programa de desempleo por pandemia (PUA, por sus siglas en inglés), de las cuales ninguna ha sido procesada ya que fallas tecnológicas llevaron a la agencia a procesar las solicitudes de manera manual.

“Esperamos ya la próxima semana comenzar a emitir notificaciones para que los beneficiarios puedan reclamar la semana. Además, solicitamos a Evertec que tenga lista una semiautomatización de estas evaluaciones que nos permita que estos procesos se hagan de manera más rápida”, dijo Torres.

Señaló que a la fecha han declarado inelegibles 52,626 reclamaciones del programa ordinario de seguro por desempleo. “Esto mayormente de reclamaciones realizadas por trabajadores por cuenta propia a pesar de que no le correspondía o empleados sin ingresos en los trimestres correspondientes de acuerdo a nuestra ley y procedimiento”, sostuvo.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

Gerente de Asignaciones