Perro en un charco

La organización sin fines de lucro, Our Big Fat Caribbean Rescue, denunció que la Junta Examinadora de Médicos Veterinarios no aceptó la solicitud que hicieran para llevar médicos veterinarios a Vieques.

Según explicó a EL VOCERO Elizabeth Leith, voluntaria de la organización, la Junta alega que la organización no completó el proceso de solicitud para que se le proveyera licencias provisionales a varios veterinarios extranjeros, como establece la Ley 86 del año 2020. Sin embargo, aseguran que no existe ningún tipo de documento para completar esta solicitud.

“La organización somete la solicitud en octubre 16, para ver si podían traer veterinarios de Estados Unidos, y en octubre 17 se la negaron. La razón fue que no completaron el proceso de aplicación”, dijo Leith.

Por su parte, la abogada de la organización, Yolanda Álvarez, explicó a EL VOCERO que la Junta le indicó que no habían terminado el reglamento para regular la otorgación de las licencias provisionales. "En lo que ellos terminan el reglamento, salud lo publica, después lo revisan, después vienen las vistas, si algunas, podemos tener un reglamento el año que viene", dijo. 

Álvarez dijo que al la Junta tener un reglamento vigente que es contrario a lo que dispone la nueva ley, "pues ciertamente tienen que cambiarlo". 

La ley dispone que la Junta puede denegar una solicitud si un médico veterinario tiene antecedentes probados de mala práctica.

La organización radicó la solicitud debido a que desde comenzó la pandemia no han podido realizar muchas esterilizaciones en Vieques y ya se está viendo una sobrepoblación de animales realengos que se había podido controlar.

Desde el 2017 Our Big Fat Caribbean Rescue ha podido esterilizar más de 2,050 animales, según informó Leith.

Exige se cumpla ley

Por otra parte, el senado novoprogresista William Villafañe, exigió a la Junta que hiciera cumplir la Ley de Licencias Provisionales para el Ejercicio de la Medicina Veterinaria de Manera Gratuita al Público.

“La Ley 86-2020 es la que establece los requisitos, no el reglamento. Además, la junta solamente puede rechazar una petición de licencia provisional si el médico veterinario tiene antecedentes probados de mala práctica médico-veterinaria o de delitos graves. Por lo tanto, no existe razón alguna para que esta entidad decida denegar una solicitud de licencia temporal que cumple con las disposiciones de la ley”, sostuvo Villafañe.

El senador añadió que se mantendrá atento a las actuaciones del referido ente, adscrito al Departamento de Salud, por si tuviera que tomar alguna acción para que se garantice el cumplimiento de la Ley 86-2020.

“El propósito primordial es reducir la sobrepoblación de animales en Puerto Rico. Por lo tanto, todas las entidades concernientes tienen que trabajar de manera sensible hacia ese fin, sin presentar obstáculos”, concluyó el legislador.

EL VOCERO solicitó reacción al presidente de la Junta Examinadora de Médicos Veterinarios, Miguel Borri Díaz, pero al momento de esta publicación no ha recibido respuesta.

Si usted desea cooperar con la organización Our Big Fat Caribbean Rescue, puede hacerlo al presionar este enlace.