Tigre Chile

SANTIAGO — Una mujer de 21 años murió el viernes tras ser atacada por un tigre del Parque Safari, un zoológico ubicado al sur de la capital chilena, momentos antes de que el recinto abriera sus puertas.

La policía y un fiscal informaron que la mujer, que trabajaba en el área de aseo del parque, resultó gravemente herida por el felino y falleció poco después pese a las labores de resucitación del personal del Servicio Médico de Urgencias que llegó al lugar.

Por el momento se desconocen las causas del incidente. Los antecedentes “son muy escasos todavía”, dijo el fiscal Jorge Mena, a cargo de la investigación.

El gerente del Parque Safari, Antonio Rojas, declaró que la mujer y otros dos empleados trabajaban en un portón de acceso a la zona de los leones “pero todos los animales estaban en sus recintos... encerrados con llave”.

Agregó que un trabajador se alejó unos minutos y al regresar vio a uno de los empleados que se acercaba desde el interior al portón y que le informó del ataque. “Ellos se aproximaron donde termina el safari de leones y hay otro portón que da lugar al safari de tigres y por alguna razón abrieron el recinto que estaba con candado”.

Según versiones preliminares el tigre no habría sido encadenado la noche del jueves debido a la espesa niebla que cayó sobre Rancagua, 100 kilómetros al sur de Santiago, donde se ubica el zoológico.

El gran parque realiza safaris a bordo de vehículos reforzados para visitar las áreas de los felinos y de animales herbívoros. En el lugar también funciona un centro de rehabilitación de fauna salvaje.