VR-07-01-006presupuestoFT3.JPG

 

Lcdo. Iván Rivera

Ramón, tenemos que hablar nuevamente de la corrupción. El que piense que la corrupción será borrada del panorama con el resultado de las próximas elecciones es ignorante o incauto. Indistintamente de quién gane en 2020, la vaina continuará igual. Siempre habrá un cabildero de nombre gracioso y buena gente dispuesto a traspasar el dinero mal habido de terceros por medio de las campañas electorales para al final del camino sacarlo lavadito como fruto de los contratos gubernamentales. En 2016, el único que tuvo la valentía de señalar la realidad del lavado de dinero por medio de la política fue Manolo Cidre y le costó que no lo invitaran nuevamente al lugar donde lo indicó.

La semana pasada te dije que al gobernador en lo prospectivo no le bastará con pregonar “cero tolerancia a la corrupción”. Pero, a la oposición tampoco le bastará con pregonar “tú eres más pillo que yo”. Es hora de comenzar a definir las propuestas concretas para combatirla. Aquí algunas ideas, pero te apuesto a que no se atreven.

Mientras seamos colonia, la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU. nos impide prohibir el financiamiento privado de campañas. No obstante, como aquí somos ciudadanos de segunda clase, nada impide retarla pasando legislación prohibiendo el financiamiento privado de campañas. Cuando alguien demande, contestarle con “si no tengo derecho al voto por el presidente y congresistas esa parte no nos aplica”. Podrían legislar para separar la presidencia y dirección de los partidos de las posiciones y puestos oficiales en el gobierno. Así, evitarían la transposición entre partido y gobierno; mal de los gobiernos totalitarios de izquierda y derecha que aquí es el pan nuestro de cada día. Nada impide separar la parte de la investigación y procesamiento criminal del Departamento de Justicia en alguna especie de procurador con nombramiento de 10 años. Al no estar atado a la confianza de los políticos, este les podría meter mano sin preocupación de que le cueste su trabajo cuando alguno de estos, sea quien sea, cometa delitos. Pero te apuesto a que ni de un lado ni del otro se atreven.

Lcdo. Ramón L. Rosario Cortés

Iván, la corrupción es un mal que afecta a todas las administraciones. Todavía tenemos pendiente un caso de la pasada administración: Ramón Orta, exsecretario del Departamento de Recreación y Deportes. A este se le acusa de un esquema de corrupción de más $10 millones de fondos públicos junto al que fuera tesorero de campaña de David Bernier, a saber, Miguel Sosa.

No olvidemos al expresidente de la Cámara, Jaime Perelló, a la senadora Maritere González, a Sally López, a Luis Castro, entre otros amigos de Anaudi Hernández. Creo que los contrastes se dan en cómo se reacciona a estos casos. Ricardo Rosselló siempre ha ordenado la separación del funcionario de su puesto y la investigación y procesamiento pertinente. Esto, aunque el funcionario tenga su derecho a la presunción de inocencia y aunque sea solo para evitar la distracción en la función pública o la mera apariencia de algo impropio. Por el contrario, el presidente del PPD, quien le pidió dos veces la renuncia a Raúl Maldonado, calla y pide espacio para dos alcaldes del PPD (Guillito y Yulín) que sí han tenido que admitir que son investigados por las autoridades federales.

El gobernador implementó acuerdos contra la corrupción con las autoridades federales y un Código Anti Corrupción. Recientemente, anunció una Orden Ejecutiva para registrar el llamado “cabildeo”. Aunque dicha acción tiene sus retos legales y constitucionales, debe implementarse con mucho pensamiento para lograr su verdadero propósito. No se trata como hace el PPD de atacar para las gradas y solo pensando en las primarias electorales.

A la oposición solo la escucho criticando y acusando como si no hubieran callado en el cuatrienio pasado cuando eran mayoría y salieron convictos muchos. La misma oposición que dejó a Jaime Perelló presidir la Cámara de Representantes y correr a un puesto electivo mientras Anaudi lo involucraba en repudiables actos de corrupción. De igual forma, es una gran hipocresía escuchar a Carmen Yulín hablar de corrupción sin haber tomado acción ni explicar la investigación federal por las compras en San Juan a donantes de su campaña. Basta ya de politiquería pues debemos buscar todos soluciones a un grave mal.

(5) Comentarios

Edwin perez Perez

Esto se acaba cuando el que salga culpable cumpla cárcel y tengan que pagar 4 veces lo que se roben

William Cancel

El corrupto no le va a decir a su Jefe que está robando eso es obvio. Cada persona es responsable por sus actos. Lo importante es que se investigue cualquier información y de tener las pruebas se acuse a quien sea PNP o PPD para así limpiar la casa de la corrupción. El Gobernador está haciendo lo correcto cooperar con los Federales sobre cualquier información que reciba de corrupción y asi pueda limpiar la casa de la corrupción.

William Cancel

La corrupción es un problema del ser humano no de los Partidos. No se puede provivir los donativos privados pues es un derecho dentro de la democracia se puede fiscalizar lo más que se pueda es un problema dificil.

Maria Gonzalez

Ramoncito si lo de orta esta mal lo de papa doc y los 40 estuvo mal pero estamos HABLANDO DE HOY !!!

Pedro Harapos

Vamos a terminar con la corrupcion en dos dias...La vamos a legalizar.[innocent]

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.