Libros

En nuestra columna anterior compartimos con ustedes algunos de los consejos que ofreció María Russo en una entrevista que le hizo Nicole Spector y que posteriormente fue publicada con el título How to raise a child who loves to read (https://www.nbcnews.com/better/lifestyle/10-tips-how-raise-child-who-reads-ncna1070661) en el portal de NBC News, en la sección Better. Según le indicamos, Russo es una de las autoras del libro How to Raise a Reader, en el cual las autoras ofrecen consejos sobre cómo desarrollar y nutrir el amor de nuestros hijos por la literatura. A continuación, otros consejos:

• A los niños de 1 a 3 años, hay que tenerles muchos libros de cartón duro con imágenes coloridas.

Una vez los niños son más receptivos a la lectura, es bueno comprarles libros de cartón con imágenes coloridas. Estos libros son breves; por lo que son apropiados para el periodo de atención de estos pequeñines. Russo recomienda libros con fotos de bebés y libros que tengan palabras que identifiquen objetos, como una casa, una manzana, un zapato, etc. Recordemos que, en esos primeros años, no todos los libros deben contar un cuento. Por nuestra parte, les recomendamos libros plásticos para la hora de bañarse.

Los niños de 1 a 3 años puede que se distraigan; no importa, sigan leyendo.

Aunque sus niños se distraigan mucho mientras les leen, sigan leyendo. Hay que recordar que los niños pequeños se distraen fácilmente y a veces puede que comiencen a correr mientras les leen, pues se les hace muy difícil permanecer quietos por mucho tiempo. No deben detener la lectura. Sigan leyendo pues los están exponiendo al lenguaje. En otras palabras, no piense que está haciendo un ejercicio fútil.

• Es normal que los niños quieran que se les lea el mismo cuento una y otra vez.

Sí, es normal que sus niños quieran que les lean un mismo cuento muchas veces; en ocasiones, hasta que se los lean varias veces corridas. Esto es indicativo de que están desarrollando su proceso de pensamiento. Es importante que recuerden que los niños se benefician de la repetición porque cada vez van comprendiendo algo más. Además, el desarrollo del cerebro se beneficia. Por eso, Russo indica que simplemente disfruten esos momentos. Aun cuando ustedes se conozcan el libro de memoria, recuerden que sus niños están creando recuerdos inolvidables.

• Es bueno leerles antes de acostarse, pero no debe ser la única vez.

Es muy bueno que les lean a sus niños antes de acostarse, si ellos disfrutan la lectura en ese momento; pero no debemos descartar leerles a otras horas del día. Russo recomienda identificar otras horas en las que podamos leerles. Además, aconseja que en el bolso de los pañales guarden un libro para cuando van en el carro o están haciendo fila. En lugar de darles su teléfono, consideren darles un libro.

• Si su niño no disfruta la lectura de cuentos, consideren identificar libros informativos de temas que les gusten.

Russo menciona que hay niños a los que no les gustan los cuentos, pero disfrutan leer sobre los deportes. En otras palabras, identifiquen los temas que les agradan a sus niños y cómpreles esos libros.

• Consideren las novelas gráficas que son muy populares hoy día.

Cuando leemos una imagen, el cerebro está haciendo lo mismo que cuando se lee un texto. Los MRIs demuestran que cuando se está leyendo un libro con ilustraciones, ambos lados del cerebro se iluminan y esto es muy bueno para su desarrollo. En esta cultura digital, la novela gráfica une lo visual con el texto, por lo que ayuda a los niños que puedan tener algunos problemas de lectura.

Esperamos que estas recomendaciones sean de mucha utilidad para los padres y abuelos que están criando sus hijos y desean que se conviertan en lectores de por vida. Para profundizar en el tema, pueden leer el libro completo.

Tags