Hands

Hoy y siempre tendremos muchas razones para sentirnos agradecidos más allá de las tradiciones y creencias de cada cual. Dar gracias es un acto de conciencia, de reconocer nuestra realidad personal y colectiva, y también mostrar empatía hacia los demás.

Este año ha sido de grandes retos sociales, tanto en la Isla como a nivel global, sacudidos en distintos niveles por una guerra entre Rusia y Ucrania que aún no termina y ha trastocado una parte considerable de la producción mundial de bienes, con efectos significativos para la economía internacional. El virus del covid-19 ha continuado infectando y cobrando vidas, aunque a una escala menor, al cabo de casi tres años en los que cambió el rumbo de todo.

Igualmente, estamos a la puerta de una recesión económica, cuyo proceso ha ido provocando cambios en diferentes órdenes, particularmente en el acceso a bienes y servicios.

Sin embargo, cabe recordar que en momentos de dificultad surge la necesidad y la oportunidad de alcanzar una mayor fortaleza y entereza para enfrentar la situación que se presente. Con esta reflexión enmarcada en la celebración del Día de Acción de Gracias, tenemos que reconocer que hemos podido hacer ajustes, salir hacia adelante y continuar sin perder la esperanza de que podemos estar mejor.

Y no solo eso, sino que todos tenemos la capacidad de extender la mano y ayudar a quien está a nuestro lado, a quien encontramos en el camino en infinidad de circunstancias, manteniendo el sentido de humanidad que nos lleva a la empatía, no importa las adversidades.

Por esas y tantas otras razones debemos dar gracias, compartir lo mejor de cada cual y reconocer que podemos ayudar a otros a mejorar su calidad de vida. En este día queremos dar gracias particulares a entidades como el Comedor de la Kennedy y la Fondita de Jesús, que al igual que tantas otras entidades, comparten el pan y dan vida y aliento a quienes lo necesitan. Entidades como Hogar Ruth, que acogen a madres y sus hijos que escapan de la violencia y les regalan una oportunidad de salir adelante y asumir el control de su vida, también merecen nuestro agradecimiento. De igual manera, reconocemos a SER de PR que ofrece esperanza de vida productiva a tantas personas. Y tantas otras organizaciones...

Gracias por nuestra riqueza cultural, por nuestros recursos naturales, por la belleza de la Isla en cada rincón, por las características que nos definen, por la diversidad.

En la familia del periódico EL VOCERO extendemos la gratitud a cada uno de los lectores que confían en la labor que realiza nuestro equipo día y noche -a través de las diferentes plataformas- para recibir la información más veraz de los acontecimientos que les interesa. En este Día de Acción de Gracias reiteramos nuestro compromiso inquebrantable con la verdad y voz firme para garantizar el reclamo del bien común y la justicia.

Que las gracias se multipliquen para todos, es nuestro mejor deseo.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.