José Carrión

El presidente de la Junta Federal de Control Fiscal, José Carrión.

Transcurridos dos años y medio de nuestra administración y de las operaciones de la Junta Fiscal federal, se presenta la oportunidad de revisar el récord. El gobernador Rosselló lo hizo excelentemente el pasado domingo en su mensaje de presupuesto. Hay suficientes datos acumulados. Se confirma que la junta ha sido un fiasco muy costoso para Puerto Rico; y un prepotente disparate colonial más del Congreso federal. Lo dijimos desde que se discutía la aprobación de Promesa: la junta nada resolvería. Su única misión ha sido obligarnos a ser más pobres con el ELA. ¿El agravante? Que en el diseño de presupuestos y decisiones desastrosas contra el pueblo, la junta y el PPD parecen guares.

Desde que la junta presentó su primer Plan Fiscal del cuatrienio ha tenido que enmendarlo en seis (6) ocasiones. Eso significa que, sin decirlo, admiten que sus proyecciones y diseños presupuestarios han sido incorrectos; con todos los millones en contratos de asesores que reparten cada año y que paga el pueblo de Puerto Rico —porque así lo ordena una ley federal colonial y abusiva como Promesa—, han sido erráticos. Claramente, como lo afirmó el gobernador, el tiempo nos ha dado la razón. Los números y presupuestos correctos siempre han sido los de la administración PNP.

Por su parte, el PPD nunca logró cuadrar el presupuesto de ningún año fiscal. Todos fueron deficitarios. Resolvían imponiendo casi 100 aumentos contributivos al pueblo, recortando los servicios públicos y provocando caos en nuestra economía. Reitero, la junta y el PPD son guares.

Por nuestra parte, todos los presupuestos anuales aprobados por el PNP durante los mandatos de Luis Fortuño y Ricardo Rosselló han sido certeros y cuadrados sin déficit. Hemos sido prudentes en las proyecciones de ingresos y gastos. Por ejemplo, durante el año fiscal vigente, el presupuesto aprobado por el gobernador Rosselló y la Legislatura fue $42 millones menos que el diseñado por la junta. A pesar de la junta proponer un presupuesto más alto, proponían la reducción de las pensiones de los jubilados, el despido de empleados públicos, la reducción de la jornada laboral a los que sobrevivieran los despidos, la eliminación del Bono de Navidad, la eliminación de la Ley 80 que protege a 800 mil trabajadores y patronos en el sector privado, y la reducción en los servicios y participantes de la Reforma de Salud, entre otros recortes descabellados.

A pesar de la crisis que nos dejó el PPD, las pretensiones descabelladas de la junta y del desastre de dos huracanes devastadores, hemos fortalecido la actividad económica. Hoy, tenemos la tasa de desempleo más baja de la historia moderna, a pesar de que hemos reducido la nómina pública en 23,500 puestos sin despedir a nadie. Hemos legislado para reorganizar el gobierno, reducir su gasto y sin limitar servicios públicos. Aprobamos una reforma contributiva reduciendo el IVU en los alimentos preparados de 11.5% a 7%; eliminamos el B2B a un 80% de los negocios. Bajamos las tasas contributivas a individuos y corporaciones permitiendo que más de $2,000 millones que antes se absorbían por la burocracia gubernamental se quedaran fluyendo en nuestra economía creando empleos y mayor consumo. Hoy, hay menos asesinatos y delitos contra la persona que en 2016 cuando nos entregaron un gobierno en quiebra con un déficit de $7,000 millones, sin crédito y con solo $300 millones en las cuentas de Hacienda. Sola la nómina pública cuesta $285 millones.

Hoy, Hacienda paga los reintegros a tiempo y tiene en ahorros más de $6,000 millones en sus cuentas para pagar la deuda pública que estamos negociando y las pensiones. Hasta estamos pagando los $7,000 millones de las embrollas que nos dejó el PPD. Entre 2001 y 2012 la deuda pública aumentó de $23 mil millones a $61 mil millones. Después de dos años de nuestra administración, hemos logrado reducir esa deuda en 10%. Eso no lo había logrado nadie. Desde 2006, la economía en Puerto Rico no reflejaba índices de crecimiento. Ahora sí hay crecimiento económico, sin contar que mucha legislación aprobada como la Zonas de Oportunidad Económica pronto comenzarán a rendir frutos con nuevos proyectos y empleos.

Todos esos y otros logros del PNP ayudan a Puerto Rico a continuar adelante, pero mientras seamos colonia, nada será suficiente. Aspiramos a más, a una economía más fuerte y mejor calidad de vida con la Estadidad. Mientras tanto, los datos, los hechos y la evidencia confirman que, con el PNP, Puerto Rico está en buenas manos.

(6) Comentarios

Eric Ruiz

Cabezas de timbre

Marcelino Pan y Vino

Los numeros y datos corroborables a los colonialistas nunca le han agradado, prefieren el paternalismo, burocracia y el populismo, y el que venga atras que arree.

Eric Ruiz

Tienen que hacerlo así para impresionar a McDonald Traps sí no los destruyen y además a conservar a Jalisco y la juntilla y evitar que ganen 1000 dólares al mes. Son unos estafadores

Elmo Home-Brown

Si mijo si....... deja que los federicos lleguen en las guaguas negras a tocarte la puerta, que te daras cuenta que no vienen a beber cafe.

Lindo Bello

Guararé......!!!!

Maria Gonzalez

LEFF libranos del cartel de trujillo alto y sus integrantes 💸💸💸💰💵👻👻👻👻🐷🐷🐷🐷🌂🌂🌂🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️🕵🏼‍♀️👀👀👀👀👀👀💃🏼💃🏼💃🏼

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.