Estados Unidos

En el mes de julio en Puerto Rico se saborean las incongruencias contradictorias que rebasan los linderos de la lógica y lo racional. La dialéctica del ejercicio del poder de EE.UU. sobre Puerto Rico es distinta a las luchas escenificadas contra su imperialismo para mantenerle a raya en el resto de países soberanos en este hemisferio. Nuestra Isla caribeña requiere de una mirada distinta para descifrar la colonización entrecruzada por dos grandes potencias imperialistas que lucharon por su supremacía en la Guerra Hispanoamericana (1898). Como resultado del Tratado de París —que solo puso punto final en papel a la misma— en Puerto Rico intercambiaron al Imperio español por el de los EE.UU., convirtiéndonos en su territorio colonial como parte de su expansionismo bajo la Doctrina Monroe. Durante el siglo XX, se nos mantuvo como base militar de EE.UU. de donde ejercer su intervención en países centro-latinoamericanos y caribeños para frenar el “comunismo” y “nazismo” de Rusia y Alemania. Mientras países soberanos en este hemisferio luchan por librarse de los resabios de su colonización, reconciliándose con comunidades indígenas, también reconstruyen su fibra social rescatando la memoria de desaparecidos(as) —secuestrados(as), torturados(as) y asesinados(as)— por dictaduras militares tiránicas al interior de sus propias soberanías.

La historia en Puerto Rico discurre aunque paralelamente, bifurcándose de otra manera. A pesar de la resistencia de parte de quienes se aferran a su hispanofilia, entregados como botín de guerra a los EE.UU., como pueblo somos sujetos a la ideologización de parte de una nación relativamente joven, descendiente rebelde de las monarquías que conquistaron este hemisferio. La pretensión de borrar mediante la transculturación nuestra memoria cultural criolla arraigada por cuatro siglos bajo la monarquía española, no ha sido hazaña pequeña. Las conmemoraciones “patrióticas” durante el mes de julio son el espejo de dicha pugna.

Nuestro terruño isleño es el fiel retrato de cómo EE.UU., al mantenernos como su territorio-colonial, contradictoriamente replica en Puerto Rico el motivo de su propia rebelión. En Puerto Rico celebrar el 4 de julio como la fecha conmemorativa en que trece colonias en Norteamérica cimentaron una nueva nación en 1776 declarando su independencia mediante una revolución armada contra la Corona Británica, debiese ser un detonante para jamaquear nuestra conciencia colectiva. Su experimento de una “democracia” como ruptura de las garras monárquicas, debiese ser el punto de partida para evaluar sus propios excesos. Contradictoriamente, el nacimiento al Norte de un “gobierno por el pueblo y para el pueblo” se fundó por inmigrantes anglosajones a través de su expansionismo en este hemisferio, quienes al igual a otros conquistadores de Francia y España, promovieron el genocidio y sometimiento de originarios nativos. No solo se apoderaron de sus tierras, sino que su conquista menospreció sus culturas como “salvajes” para ser erradicadas, mediante su evangelización o exterminio. La nueva “nación” fundó un sistema económico sobre la explotación también de tribus africanas; secuestrando y vendiéndoles como esclavos para trabajar sus tierras en Norteamérica, tal como habían hecho los españoles en Puerto Rico. La explotación del prójimo para beneficio propio fue la semilla que germinó en su hegemonía política que también se reproduce en Puerto Rico.

Es por ello que cobra significado que el 25 de julio en Puerto Rico coetáneamente se conmemoran los tres rostros de la presencia de EE.UU.: la invasión en 1898 de tropas militares de EE.UU. al mando del general Miles a través de Guánica; el establecimiento en 1952 de un gobierno colonial —Estado Libre Asociado— con una constitución aprobada bajo los poderes plenarios del Congreso de EE.UU. a su imagen y semejanza; y el asesinato en 1978 de dos jóvenes independentistas en el Cerro Maravilla por parte de las fuerzas represivas del Estado. Las luchas fratricidas políticas coloniales, nos impiden unificarnos para contrarrestar la falta de sana administración pública que propició la debacle fiscal producto del andamiaje financiero montado por los EE.UU.. La Ley Jones (1917) dio luz verde al influjo de capital externo mediante la emisión de bonos con triple exención contributiva para atraer inversionistas. Posteriormente, se nos eximió de protecciones ante conflictos de intereses de la ley que cobija el mercado de valores, y se amarró el nudo para ahorcarnos con el compromiso constitucional de pagar en primera instancia la deuda pública. Un sistema económico artificial montado sobre el influjo de fondos federales, capital producto de emisiones de bonos y exenciones contributivas para atraer fábricas del Norte a establecerse en Puerto Rico, nos convirtió en un paraíso fiscal a costa de la falta de desarrollo económico propio. Ahora nuestro reto: ¡desenmarañar dicho nudo gordiano!

(10) Comentarios

Gardosh El viejo

Señora pues arranque pal krajo y no sufra mas.

Agapito Feliciano

Otra vez hablo la independeja, la que de seguro es también una corrupta como todos los demás en la isla de la corrupción. MALDITA COMUNISTA QUE NUNCA HA VIVIDO LA OPRESIÓN, EL HAMBRE, LA LIBERTA. SI LO QUE QUIERE DE PUERTO RICO ES UNA CUBA, VENEZUELA O UNA COREA DEL NORTE, TE VAS A MORIR ESPERANDO.

Americano Eres

Respeto a su creencia. Tambien respete el 98% que no quiere su ideal.

Margarito Cienfueguero

CON TODO LO QUE DIGA LA ANGUEIRA TENEMOS EL STANDARD DE VIDA MAS ALTO DE LA AMERICA A EXCEPCION DE CHILE .TENEMOS MAS PROTECCION Y TRABAJOS QUE CUBA ,MEXICO ,NICARAGUA ,BRAZIL ETC

Elmo Home-Brown

Wow!!!! Se tiro por la borda con su independejismo........

Carlos Emmanuelli

Ahora nuestro reto: ¡desenmarañar dicho nudo gordiano!.AMÉN!!

el guaraguao

jajajajajaja..que chiste..no les permiten aglutinarse para estar en un frente comun para la independencia..mira mija, son ustedes mismos lo que han provocado estar en diferentes minisculos grupos de independentistas luchando por el protagonismo y el de "yo tengo la razon y soy mas independentistas que tu" . ustedes estan al fianl de su existencia, son apenas del 2% y sigue bajando.

Margarito Cienfueguero

LA ANGUEIRA SALIO DEL CLOSET ,ES UNA RUBEN BERRIOS ,SI NOS DAN LA INDEPENDENCIA NOS COMEREMOS LOS UNOS A LOS OTROS

William Colon

Poco a poco La Sra. Katherine mostrando su uñas antiamericanos. Pronto lanzará su candidatura por el PIP.

goforit Principe

Such is life!

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.