Economic impact of virus on global economy. Recession and financial crisis concept. 3D rendered illustration.

No tenerle miedo al fracaso es una de las cualidades más importantes para el éxito. El miedo al fracaso impide que la mayoría de las personas realicen cambios sustanciales en sus vidas, como cambiar de trabajo, convertirse en empresarios, aprender nuevas aptitudes o incluso conocer gente.

El miedo al fracaso es a menudo el obstáculo más difícil de superar en el liderazgo. Sin embargo, aquellos que lo superan, logran el precio del liderazgo. Con demasiada frecuencia el miedo al fracaso hace que algunas personas no lo intenten, y este adagio se aplica plenamente a la inversión.

No obstante, podemos señalar que para algunos líderes, en lugar de dejar que el fracaso los haga detenerse, aprovechan el poder del fracaso para “fracasar hacia adelante”.

Hay dos grandes líderes que nos comparten su visión de lo que es “fracasar hacia adelante”. El Primer Ministro de Gran Bretaña, Winston Churchill, decía que “El éxito no es el final, el fracaso no es fatal: es el coraje para continuar lo que cuenta”. El inventor-empresario Thomas A. Edison nos decía que “Hay una manera de hacerlo mejor: encuéntrala”.

Una reciente encuesta de Birling Capital a los empresarios de Puerto Rico arrojó los siguientes resultados: 92% desea transformarse digitalmente, 97% le tiene temor o no sabe ejecutarlo, 95% dice que cruzar el puente financiero y digital aportará a que sus empresas se transformen casi de inmediato, 54% le teme enfrentar otro cierre del comercio (lockdown), 60% teme no tener suficiente capital y 55% teme no recuperar sus niveles pre Covid-19.

Nuestros empresarios tienen el conocimiento para transformarse, lo que los detiene es el miedo al fracaso y nuestra intención es hoy cerrar la brecha de ese miedo.

T.R.A.C.C.I.O.N

Acrónimo basado en los denominadores comunes en el comportamiento y acciones de empresarios exitosos que por más de 30 años hemos visto que han sido utilizados para alcanzar excelentes resultados.

Transformación; Relaciones; Actitud, Carácter, Coraje, Innovación, Oportunidad y Novel. Una de las realidades más grandes de hoy día es que la transformación ya no la lidera la competencia ni tus clientes; el eje principal de la transformación es el Covid-19.

Acelerando la transformación digital —antes de Covid-19— sobre el 92% de las empresas ya sabía que su modelo de negocio debería transformarse hacia la digitalización o fracasaría; pero veamos cómo la pandemia aceleró esta transformación digital.

Transformación: Ante el panorama del Toque de Queda o nos digitalizábamos o nuestros negocios quebrarían.

Relaciones: El liderato verdadero está basado 100% en tener buenas relaciones con las personas.

Actitud: La actitud, para mí, es los más importante. Mas importante que la educación, que el dinero, que las circunstancias, que los fracasos, que los éxitos, que lo que otras personas piensan, dicen o hacen. Solo el 10% de lo que nos pasa es accidental mientras que el 90% es cómo reaccionamos a las circunstancias. Estamos a cargo de nuestras actitudes.

Carácter: La cualidad más elusiva es el carácter, y podemos decir sin reservas que liderar una empresa o ser presidente o gobernador tiene que ver con el carácter. A menudo se dice que puedes tener notoriedad en un momento, pero lleva toda una vida para desarrollar carácter.

Coraje: Las personas no siguen títulos, ni posiciones. Las personas siguen líderes con Coraje. Coraje no es ausencia de miedo, ni falta de fracaso. Coraje significa moverse hacia adelante a pesar del miedo.

Innovación: La pandemia del Covid-19 alteró casi al instante y muy dramáticamente las prioridades de casi todos los fundadores, emprendedores y dueños de negocios. Los innovadores, buscaron resolver los problemas y barreras relacionados con la pandemia y prepararse para enfrentar el futuro.

Oportunidad: Tres acciones para crear su oportunidad hoy: crear un alto nivel de visibilidad en un ambiente de cambios dramáticos y constantes, reimaginar sus productos y servicios para atender la demanda de sus clientes, y establecer un sistema virtual de operación robusto y eficaz.

Novel: La crisis está obligando a todo negocio o servicio que se pueda digitalizar, a digitalizarlo. Las personas se ven obligadas a trabajar remotamente, y toda su vida cotidiana se adapta digitalmente. Estos comportamientos no desaparecerán una vez que termine la pandemia; cientos de negocios realizaran que ya no requieren tanto espacio de oficina y las personas que se vieron obligadas a adoptar prácticas digitales seguirán rindiendo servicios.

Por ello hoy más que nunca es crítico crear un apego emocional hacia su marca, servicio o producto.