Retiro digno

>Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Llegó a La Fortaleza, para la firma del gobernador Pedro Pierluisi, el Proyecto de la Cámara 120 (PC120) que crea la Ley por un Retiro Digno, política pública que le ofrece al gobierno una ruta sostenible, viable y sobre todo justa a la quiebra de Puerto Rico. El PC 120 fue una propuesta presentada por el Frente en Defensa de las Pensiones, que se opone a los recortes de las pensiones impulsados por la Junta de Control Fiscal (JCF) y fue aprobada de forma unánime en ambos cuerpos legislativos.

La aprobación del PC 120 implicaría muchos más beneficios para el pueblo de Puerto Rico que solo evitar el recorte de las pensiones. Esta medida fue preparada por la campaña Construyamos otro Acuerdo, luego de una evaluación profunda sobre la ley Promesa y el proceso de quiebra, con el objetivo de presentar una ruta alternativa, pero viable, a la presentada por la junta en su plan de ajuste de la deuda del gobierno central y sin afectar más al pueblo.

Estudios realizados por economistas en Puerto Rico y Estados Unidos han advertido que si el gobierno no reduce su deuda en bonos en más de un 80%, no podrá operar bien y pagar su deuda sin caer nuevamente en otra crisis fiscal. Las propuestas de la junta solo reducen la deuda en bonos en un 30%. Tan reciente como la pasada semana, una investigación del Congreso advierte lo generoso que es el plan de ajuste de la deuda que propone la JCF y la incapacidad que se ve en los ingresos del gobierno para cumplir con ese nuevo plan de pago.

¿Y cómo la Ley por un Retiro Digno nos beneficia? Esta medida promueve la cancelación de toda la deuda emitida ilegalmente, estableciendo como ley que el gobierno no apoyará la aprobación de un Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) que ofrezca pagos a bonistas de deuda ilegal. De esta manera, el PAD no solo evitaría el recorte de las pensiones, sino que su impacto real es evitar más recortes en servicios esenciales o aumentos en impuestos para el pago de deuda ilegal. Reclamo que hemos llevado desde la campaña por la auditoría de la deuda.

El PC 120 no viola la ley Promesa y presenta la única estrategia viable para que el gobierno pueda evitar una futura quiebra. Este tipo de propuesta es completamente válida dentro de los procesos de quiebra y así fue demostrado en las vistas públicas. A diferencia de otras medidas impugnadas por la junta, el PC 120 no representa mayores gastos para el presupuesto actual o cargos adicionales para el Fondo General.

Llevamos cuatro años en el tribunal de quiebra, más de siete versiones distintas de planes fiscales y dos planes de ajuste a la deuda (Cofina y BGF) sumamente criticados por seguir comprometiendo a Puerto Rico a pagos insostenibles de la deuda. Si algo ha demostrado la junta fiscal es tener una estrategia improvisada, desarticulada e incoherente para la reestructuración de la deuda más grande en la historia del mercado de bonos gubernamentales de Estados Unidos. Los acuerdos y planes de pago que aprobemos ahora tendrán implicaciones por décadas.

Pierluisi y el PNP han manifestado en varias ocasiones su compromiso de evitar el recorte de las pensiones y acabar con el proceso de quiebra en el Tribunal Federal.

Para cumplir con ambos compromiso, su único camino es la firma de la Ley por un Retiro Digno. Ahora el gobernador tiene ante sí la mejor oportunidad para demostrar de una vez y por todas si está en La Fortaleza para procurar el mejor bienestar del pueblo o sigue siendo el abogado de la junta.