Juan Dalmau

Candidato por el Partido Independentista Puertorriqueño, Juan Dalmau. 

En los comicios de 2020 que ya han comenzado con los votos adelantados y que finalizan el martes 3 de noviembre, el electorado tiene alternativas bien claras para la gobernación.

Los 6 candidatos gubernatoriales pueden ser catalogados en 3 grupos. Primero, el candidato independiente Eliezer Molina que, pese a la valentía de lanzarse al ruedo, no tiene oportunidad de triunfar, ni para la meta mayor de ser electo gobernador ni en meta menor alguna.

El segundo grupo, compuesto por 3 candidatos, Juan Dalmau, Alexandra Lúgaro y el doctor César Vázquez, no tienen oportunidad de ser electos a la gobernación, pero podrían alcanzar legítimas metas intermedias, a saber, lograr que sus colectividades por petición logren quedar inscritas.

Seguramente, si no se reducen dramáticamente los votos que las encuestas reflejan que Lúgaro actualmente tiene, el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) quedará como partido que no tendrá que reinscribirse después de las elecciones.

El MVC pudiera lograr elegir entre 1 y 4 legisladores por acumulación. Aunque no elegirá a ningún alcalde ni alcaldesa, por lo menos en San Juan, si Manuel Natal retiene el apoyo que reflejan las encuestas, podrá contar con uno o más legisladores municipales en la ciudad capital.

Si los votos que proyecta recibir Juan Dalmau según las encuestas se convierten en realidad, el Partido Independentista saldrá electoralmente ileso por primera vez desde el 2000, sin necesidad de reinscribirse, como ha tenido que hacerlo por las pasadas 4 elecciones.

Finalmente, la principal categoría sería la de los dos partidos con oportunidades de ganar la gobernación.

En el caso del PPD, han postulado a un candidato que no se acerca al nivel de un Muñoz Marín, un Hernández Colón ni una Sila Calderón. Sin menospreciar su experiencia de alcalde de municipio pequeño, Charlie Delgado no ha tenido experiencia en ninguna de las ramas del gobierno estatal, no es bilingüe, y no ejerce una profesión que requiera estudios post graduados. Nada de esto es requerido por la Constitución, pero son preparaciones y experiencias que han ayudado a otros a ser mejores gobernadores. Es, posiblemente, una de las razones por las que ha rehuido participar en múltiples foros y negarse a entrevistas con periodistas de medios nacionales sin traductor.

Pedro Pierluisi, en cambio, ha ocupado dos de los más importantes cargos en nuestro territorio, al igual que de nuestro país: Secretario de Justicia a tan solo 33 años de edad, y fue uno de tan solo dos comisionados residentes que han sido miembros de 4 congresos consecutivos en el pasado medio siglo. No tan solo estudió y se graduó de la prestigiosa Universidad de Tulane en la ciudad de New Orleans, sino que obtuvo su Juris Doctor de la Universidad de George Washington en la capital federal. Mientras ejercía en esa ciudad como abogado, fue parte del equipo legal que representó a Perú en una demanda contra acaparadores estadounidenses del mercado de plata, que resultó en una sentencia a favor de su cliente por $180 millones, equivalente hoy a medio billón de dólares, ejemplificando su talento como abogado.

El respeto que se ganó como miembro del Congreso quedó reflejado en la invitación para pertenecer a la bien sensitiva Comisión de Ética de la Cámara y como miembro de la prestigiosa Comisión de lo Jurídico, donde siempre liberalmente votó a favor y defendió los derechos civiles de todos los ciudadanos.

Como comisionado residente cuando el Congreso actuó para atender la recesión que comenzó con el cierre de gobierno ordenado por el entonces gobernador Aníbal Acevedo Vilá, y agravado durante la gobernación de Alejandro García Padilla, adquirió el conocimiento que llevó a que se le reclutara como asesor de la Junta de Supervisión Fiscal . Hoy es el único candidato a la gobernación a comprometerse a no nombrar un representante a esa junta y, en cambio, a participar personalmente en la misma, dado sus conocimientos y experiencias.

Personalmente, puedo dar fe de que, desde que presidió el capítulo de la Asociación de Estudiantes Estadistas en los Estados Unidos en los años 70, que un estudiante de Georgetown de nombre Luis Fortuño y yo cofundamos, Pedro ha sido un militante defensor de la estadidad y tomará los resultados a favor del “Sí” a la estadidad a Washington para luchar para nuestra admisión, él con los demócratas, junto a la comisionada Jenniffer González con los republicanos, para resolver para siempre el issue que ha dividido por más de un siglo a nuestro pueblo.

El contraste entre el candidato del PPD y el PNP es evidente. Claramente, el licenciado Pierluisi tiene una preparación académica que supera por mucho la de su principal contrincante y tiene una amplitud y profundidad de experiencias que lo ubican como el candidato más capacitado para La Fortaleza.