La Fortaleza

A un mes de la última conferencia de prensa sobre la pandemia. >Archivo/EL VOCERO

La encuesta de la prestigiosa firma encuestadora Gaither confirma que la actual comisionada residente se ha consolidado como la figura política más respetada y apoyada, a la vez que la carrera por la gobernación permanece apretada a semanas del 3 de noviembre, que antes se conocía como “el día de las elecciones” y cuya descripción correcta es “el último día para votar”, dado el hecho de que más del 12% de los electores habremos depositado nuestros votos adelantados antes de esa fecha.

El licenciado Pedro Pierluisi lidera la encuesta con el apoyo de un 27% de los electores que tienen candidato. Le sigue el alcalde de Isabela, Charlie Delgado con un 24%; la licenciada Alexandra Lúgaro con un 9%; y el senador Juan Dalmau con 8%. Si estos números se mantienen, Lúgaro amanecerá el 4 de noviembre con un partido inscrito, mientras que Dalmau habrá consolidado al PIP como partido inscrito por primera vez en 20 años, lo que sería un enorme triunfo para él como portaestandarte del PIP.  Claro está, tiene que retener a los votantes que hoy dicen que votarán por él.

Mientras Charlie Delgado tiene pocos electores pepedés por reclutar, ya que había consolidado al 93% de la base del PPD, Pedro Pierluisi tiene la ventaja de que le quedan 17% de los electores del PNP que aún puede reclutar para ampliar su margen de triunfo, así que tiene una esperanzadora agenda de trabajo por los próximos 19 días.

En la carrera para el Congreso, Jenniffer González goza del apoyo del 44%, mientras el exgobernador Acevedo Vilá cuenta con un minúsculo apoyo de tan solo el 16% de los encuestados. Por lo visto, aparecer en anuncios de televisión con otros soberanistas y separatistas que ponen en duda la ciudadanía americana no le ha añadido un solo voto. La situación del candidato pepedé es tan crítica que aun si se le adjudicara la totalidad de los indecisos, aun así perdería por un margen de más de 80 mil votos.  Evidentemente los anuncios de recordarle a los electores de 18 a 35 años las realidades que no vivieron cuando Acevedo Vilá fue comisionado y gobernador hace casi dos décadas han surtido efecto.

Ese margen insalvable de 44 a 16% de los electores refleja que Jenniffer es vista como la incumbente cuya labor incansable y honesta es altamente reconocida, no solo por atraer sobre $100 billones para combatir los desastres, sino por haber logrado el permiso para crear un enorme centro de carga aérea en Puerto Rico, haber fortalecido la tarjeta de salud con casi $11 billones más y haberse convertido en la novena congresista, entre 440, que mejor trabaja coordinadamente en forma bipartita.

Tanto Pierluisi como Jenniffer han podido colocarse por encima del gobierno actual, uno por no ser parte del gobierno y la otra por estar en Washington DC cumpliendo con su trabajo de buscar fondos federales y no en San Juan a cargo de gastarlos.