César Vázquez

César Vázquez, candidato a la gobernación por Proyecto Dignidad. 

A menos de dos meses de las elecciones generales—el 3 de noviembre—, César Vázquez, candidato a la gobernación por Proyecto Dignidad, apuesta a que su partido es la alternativa que necesita Puerto Rico para restaurar la confianza de la gente.

¿Cree que en esta elección habrá un comportamiento diferente?, cuestionó EL VOCERO.

“La pregunta ruega por una contestación del pueblo de Puerto Rico: si luego de un desastroso historial de dos partidos políticos alternándose, el pueblo va a confiar una vez más en los que han fallado. Los que se han enriquecido a costa del pueblo. Nuestro partido político, Proyecto Dignidad, es la alternativa”, replicó Vázquez en declaraciones escritas enviadas a este medio.

Las campañas de los candidatos políticos se han visto afectadas por la pandemia de Covid-19, un factor inesperado que ha trastocado el evento. En ese sentido Vázquez, quien es médico y se especializa en enfermedades del corazón, comparó su campaña con los retos que ha enfrentado dentro de su profesión en el campo de la medicina.

“La campaña ha tenido varios matices por ser médico, cardiólogo en la línea de atender pacientes en medio de una pandemia, como lo es el Covid-19. Teniendo el cuidado y brindando la atención que los pacientes necesitan en un momento como este”, dijo. “Hemos tenido que ser creativos y utilizar los medios sociales para llegar a nuestra gente. Lo estamos logrando”, aseguró.

Parte de las prioridades

Sobre sus propuestas, comentó que tiene proyectado impulsar “un sistema eléctrico que no sea un lastre para el desarrollo económico, un sistema de permisos simplificado, un sistema contributivo justo y estable tanto para individuos como empresas y un sistema de salud efectivo”.

“La AEE (Autoridad de Energía Eléctrica) es el primer y más importante proyecto. Requiere una generación de energía confiable y a un costo no mayor de 23 centavos Kw/hr. Residencial. Ese será el objetivo”, comentó, sobre sus propuestas.

Asimismo, expuso que tiene como prioridad que el Departamento de Salud “cuente con los recursos humanos y financieros necesarios para que cumpla con su misión”.

¿Cuál entiende es el mayor problema que hay que atender en la Isla?, preguntó este medio.

“Uno político, por la polarización que ha agrupado a los puertorriqueños en bandos de desconfianza, divididos por ideologías de estatus que predominan sobre decisiones económicas, infiltrados por la corrupción y el ‘amiguismo’ en los círculos de poder del PNP (Partido Nuevo Progresista (PNP) y el PPD (Partido Popular Democrático (PPD). Muy general, a 30,000 pies de altura, un aparato de gobierno que no funciona bien”, dijo.

Periodista y asistente en Mesa de Información.