Osvaldo Soto

Osvaldo Soto, secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza.

Manuel Cidre

Empresario

Edgardo, participo en el programa Pelota Dura de NotiUno 630 de lunes a viernes de 10 a 12 pm.

Ayer martes escuchamos la conferencia de prensa de la gobernadora anunciando la convocatoria a una Asamblea Extraordinaria para atender varios proyectos y nombramientos. Entre otros estaba: regular la creación de corporaciones de la noche a la mañana como contratistas del gobierno; el nombramientos de varias decenas de jueces y fiscales; y la designación de Osvaldo Soto, actual secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza para la posición de contralor de Puerto Rico por un término de 10 años.

Cuando terminó la conferencia, quisimos, primero, investigar la preparación del nominado de manera que diéramos una opinión responsable. Osvaldo Soto no tiene preparación académica ni experiencia en materia de contabilidad y finanzas.

No lo conozco personalmente, pero mis compañeros del programa se expresaron muy bien de él como persona y no tengo razón para no creerlo, pero dirigir la Oficina del Contralor requiere algo más que ser buena persona.

Como parte del programa empezamos a discutir su designación incluyendo el porqué no se nominó al secretario de Hacienda Francisco Parés, quien ha realizado un gran trabajo en Hacienda y su preparación es la correcta para una posición tan importante como la de contralor. Después de varios argumentos salió la frase "es que esto es así siempre en Puerto Rico". Me negué a aceptar ese argumento. ¿Por qué tenemos que conformarnos con tan poco?

Esto no se resuelve con caras nuevas o con cambios de gobierno; se resuelve con un país justo, democrático y responsable que exija y demande lo mejor y no se conforme con migajas.

Al momento de escribir esta columna la prensa recreaba que el designado no tiene los votos, ¿y qué? ¿Acaso esto cambia la cosa ? Debemos aspirar a que ningún líder de turno que va de salida se atreva a jugar con nuestro futuro otorgando premios de última hora por el simple hecho de que es de su confianza o por ser buena gente. Merecemos lo mejor, pero lo mejor no viene solo, lo mejor se exige y para exigirlo tenemos que tener la moral para hacerlo, y la moral de un pueblo se gana, y se gana siendo un pueblo honesto, responsable, apoderado, y porqué no, ¡exigente!

Edgardo Vicenty

Empresario

Manolo, no entiendo cómo los protestantes de 2019 no estamos abarrotando las calles exigiendo que se frene la designación de Osvaldo Soto como nuevo Contralor de Puerto Rico. Es absurdo, que un gobierno que perdió el apoyo del pueblo y que está a solo meses de ser removido, posicione a uno de los suyos en un puesto fiscalizador, con un término de 10 años.

Durante este cuatrienio hemos visto una y otra vez cómo el panismo y los favores políticos han causado incapacidad operacional en las agencias más importantes del País. Estuvimos meses sin servicio de energía eléctrica, no pudimos contar los muertos de María, no imprimimos las papeletas de las primarias a tiempo, cientos de miles de niños no están tomando clases de manera aceptable y nos quedamos sin tarjetas electorales en medio de la temporada de inscripciones.

Manolo, ¿qué puede hacer el próximo gobernante de Puerto Rico para eliminar esta incapacidad operacional que arropa al gobierno? Pregunto porque no hay una respuesta en los planes de gobierno de ninguno de ellos.

Los seis candidatos parecen pensar que vivimos en una isla mágica, en la que con solo esbozar una idea, esta se convierte en realidad sin tener que considerar las capacidades fiscales, ni operacionales del País. Por ejemplo, hablan de crear manufactura local, pero no explican de dónde saldrá el capital, ni cómo atraeremos los productos a la Isla. Tampoco explican cómo van a implementar un plan médico universal en una isla en la que tenemos problemas manejando los fondos federales que se nos asignan y podríamos perder $1 billón simplemente por no gastarlos a tiempo.

Manolo, los próximos cuatro años van a ser aún más difíciles para administrar que este cuatrienio. La pandemia le ha dado duro a la economía y por ende a los recaudos del gobierno central, tenemos cientos de miles de niños obteniendo educaciones sub-pares que necesitarán recursos adicionales en el futuro, un país envejeciente y seis candidatos a la gobernación prometiendo cosas incumplibles.

Salir a votar por una cara nueva no va a ser suficiente en estas elecciones. El pueblo tiene que exigirle a todos los candidatos que se comprometan a despolitizar las agencias del País, no con promesas vacías, sino con un plan estructurado. Nuestro próximo líder debe ser un adulto responsable que esté dispuesto a hablarle claro al pueblo, a ser fiscalizado y a tomar las decisiones necesarias para salir de esta crisis operacional que vivimos.