Pierluisi

"Sí hubo unos despidos y se justificaron. De allá para acá cambió todo porque terminó el gobierno en quiebra por la administración de Alejandro García Padilla y nos ganamos una junta (fiscal)" — Pedro Pierluisi, PNP. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El primer debate entre los candidatos a la gobernación se convirtió en una rendición de cuentas sobre las posturas que asumieron en el pasado. Camino a las elecciones del 3 de noviembre, los seis aspirantes se encontraron por primera vez frente a frente en un debate televisado que marcó lo que será la tónica de lo que queda de campaña.

Pedro Pierluisi, candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), debió rendir cuentas sobre su participación en el gobierno de Luis Fortuño, cuando él era comisionado residente y miles de empleados públicos fueron despedidos bajo la Ley 7. A preguntas del panel de periodistas de Wapa, NotiUno y EL VOCERO, justificó esos despidos indicando que era la decisión correcta en ese momento.

“En aquel entonces había una crisis fiscal severa. Sí hubo unos despidos y se justificaron. De allá para acá cambió todo porque terminó el gobierno en quiebra por la administración de Alejandro García Padilla y nos ganamos una junta (fiscal)”, dijo Pierluisi.

La aspirante a la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Alexandra Lúgaro, también debió contestar preguntas sobre posturas pasadas. Como aspirante independiente a la gobernación en 2016, Lúgaro favoreció consolidar y cerrar recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR), así como privatizar servicios gubernamentales. Ahora, dijo, acepta que “cometió errores” y cambió de postura, esta vez como candidata de una colectividad.

“Yo creo que es importante reconocer que en los pasados años es mucho lo que he aprendido, incluso cosas en las que uno ha evolucionado. Hay servicios esenciales que hay que proteger y entre esos está la UPR, la Autoridad de Energía Eléctrica y el Departamento de Educación. Estamos en contra de la privatización de todos los servicios esenciales del País”, afirmó Lúgaro, quien también debió contestar preguntas sobre las demandas en su contra y las radicadas contra su familia.

La candidata buscó atender esto desde el saque y reiteró que ha cambiado. “He caminado, he escuchado, me he equivocado y también he aprendido”, expresó. “Hoy no me presento como candidata independiente, sino como parte del Movimiento Victoria Ciudadana”.

Lúgaro
"Hay servicios esenciales que hay que proteger y entre esos está la UPR, la Autoridad de Energía Eléctrica y el Departamento de Educación" — Alexandra Lúgaro, MVC. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El aspirante popular a la gobernación, Carlos Delgado Altieri, fue confrontado con el hecho de que, como alcalde de Isabela, mantuvo un superávit en las arcas municipales mientras se mantenía un alto nivel de pobreza en el pueblo costero.

“Yo he logrado uno de los mayores superávits, de $35 millones y lo hemos usado para responder al pueblo. Eso hace un buen administrador. Ejecutar con un presupuesto y que mejore la calidad de vida para todos los ciudadanos”, expresó desde el Estudio Luis Vigoreaux en Wapa. “Hemos visto cómo el gobierno ha dado la espalda a los municipios”.

Al único aspirante independiente a la gobernación en este ciclo electoral, Eliezer Molina, se le cuestionó cómo implementará un programa de gobierno sin contar con la Legislatura ni con una plantilla de alcaldes y alcaldesas que lo respalden. Respondió en varias ocasiones que el poder de implementar la política pública sale de La Fortaleza y que tendrá oficinas para garantizar que no se reporten casos de corrupción.

Molina

"Nosotros vamos a crear una economía de producción para comenzar con las exportaciones porque si no hacemos eso, se reduce el ingreso del Estado y caemos en la deuda pública" — Eliezer Molina, candidato independiente. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

“Precisamente estamos fuera de estas ataduras que destruyeron a este país. Yo soy graduado de ingeniería, tengo mi finca de café, conocemos la economía porque Puerto Rico tiene un problema económico y lo sabemos a cabalidad”, indicó Molina. “Puerto Rico tiene una economía y nosotros vamos a crear una economía de producción para comenzar con las exportaciones porque si no hacemos eso, se reduce el ingreso del Estado y caemos en la deuda pública. Este modelo lo hemos estudiado a cabalidad”.

Por su parte César Vázquez, candidato a la gobernación por el Proyecto Dignidad, fue cuestionado sobre las posturas conservadoras de esta colectividad, las cuales podrían implicar limitaciones de derechos ya adquiridos, como el derecho al aborto y los derechos de la comunidad Lgbttq.

“Tenemos un problema en Puerto Rico y es que cuando la gente expone en lo que cree, los que difieren se refieren a esa exposición como un discurso de odio. El verdadero discurso de odio es negarle a otros pensar diferente”, dijo Vázquez. “El Proyecto Dignidad lo primero que nos alienta es que creemos en la dignidad de todos y todas, independientemente de lo que crean o cuál sea su conducta. Una cosa es no estar de acuerdo con una conducta, otra cosa es uno atentar contra esas personas y no es así”.

César

 >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Sobre la mesa el estatus

El debate puso sobre el tapete cuatro de los principales temas que afectan al País: visión de gobierno y corrupción, estatus, desarrollo económico y educación.

En el tema del estatus, el aspirante independentista a la gobernación, Juan Dalmau, repitió su postura de que lo que está ante el electorado el próximo 3 de noviembre es buscar quién administre al País.

Dalmau
"El estatus es el issue. En este tema yo no soy neutral. Yo creo en la independencia, no para separarnos de Estados Unidos, sino para unirnos al mundo, para prosperar" — Juan Dalmau, PIP. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

“El estatus es el issue. En este tema yo no soy neutral. Yo creo en la independencia, no para separarnos de Estados Unidos, sino para unirnos al mundo, para prosperar. Pero ese proceso que contiene mi proyecto de país es una asamblea de descolonización donde el País podrá votar democráticamente y podrá expresarse y obligar al Congreso a expresarse”, indicó el actual portavoz del PIP en el Senado. “Eso no es lo que está planteado el 3 de noviembre. Lo que usted va a votar es a quién le va a delegar la responsabilidad de dirigir los destinos de Puerto Rico y yo me hago disponible para eso”.

Ni Molina ni Vázquez dijeron con claridad qué estatus favorecen para la Isla. Lúgaro, en tanto, reiteró que cree en la independencia, pero reiteró que la postura de Victoria Ciudadana es que se realice una Asamblea Constitucional de Estatus.

El panel de periodistas también cuestionó a Delgado Altieri su postura sobre el estatus. En el pasado, el ahora presidente del PPD se ha identificado con el ala soberanista de la colectividad. Durante el debate de anoche, se aferró a ambas posturas: dijo por un lado que el Estado Libre Asociado (ELA) tiene vida y también manifestó que el “ELA colonial” necesita cambios.

Altieri

"Yo he logrado uno de los mayores superávits, de $35 millones y lo hemos usado para responder al pueblo. Eso hace un buen administrador" — Carlos Delgado Altieri, PPD. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

“Hay que asegurar nuestra ciudadanía y fortalecer la relación con Estados Unidos para que sea una relación digna. Es importante que la Ley de Relaciones Federales, específicamente en su Sección 9, podamos enmendarla y lograr que Puerto Rico, cada vez que el Congreso vaya a legislar, Puerto Rico tenga algo que decir”, dijo y luego añadió que “el ELA colonial es evidente que necesita cambios”. Se identificó finalmente como soberanista.

Encontrados en el tema de economía

En la discusión sobre el desarrollo económico, Pierluisi nuevamente fue cuestionado sobre su rol como abogado de la Junta de Control Fiscal. Para él, esto implica una “experiencia” laboral que favorece al País.

Sobre el pago de la deuda, expresó debe ser “sostenible y tiene que ser pagable” y afirmó que el asunto está en manos del Tribunal Federal.

“Existe una ley Promesa que se ganó Puerto Rico con el impago y establece un sistema para reestructurar la deuda y alguna cantidad de deuda se tiene que pagar, pero se tiene que negociar y el tribunal lo tiene que aprobar”, sostuvo Pierluisi. “No necesariamente tiene que provocar un alza en el costo de vida. La deuda sostenible tiene que permitir que el gobierno pueda operar”.

Delgado Altieri cuestionó la deuda pública levantada en el gobierno de Fortuño y Lúgaro defendió que se audite y no se pague.