José Bernardo Márquez

José Bernardo Márquez obtuvo 67,049 votos en los comicios del 3 de noviembre. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Caras nuevas banner para notas

José Bernardo Márquez no logró su primer escaño público siguiendo la ruta que se esperaría de cualquier hijo de una figura probada en la política de Puerto Rico: desde su partido y descansado en su base de seguidores. Lo hizo desde un partido emergente, con ideas propias y una ruta clara.

En entrevista con EL VOCERO, el abogado de 31 años habló de su visión como representante por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), desde donde encontró un espacio para defender su ideal de la estadidad alejado del partido de su padre, el alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez.

El auto descrito líder comunitario obtuvo 67,049 votos en los comicios del 3 de noviembre, logrando entrar a una colorida Legislatura con otros tres compañeros de su partido.

Ahora, aún en el proceso de acomodarse en su oficina legislativa, Márquez espera implementar su plan a favor de una “nueva política”, a favor de las comunidades, en contra de la corrupción y abierto al diálogo.

“Me parece que hay una gran pregunta, si la pluralidad política va a desembocar en disfuncionalidad, o va a desembocar en una democracia más participativa. Yo quiero pensar que va a ser lo último, que va a haber la voluntad y el interés genuino de mejorar las condiciones sociales y económicas del País”, expresó.

José Bernardo Márquez

Márquez es uno de los cuatro legisladores del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC). >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

EL VOCERO: Habló durante su campaña de la necesidad de una nueva política. ¿Qué incluye este concepto?

José Bernardo Márquez: “Desde que lancé mi candidatura tracé esas dos versiones de la política en Puerto Rico, la vieja política por un lado y la nueva política por el otro. Me parece que la vieja política representa lo que ha sido la búsqueda del interés particular de unos sectores, la mirada a los problemas y los retos del País a corto plazo. La nueva política es mirar esos retos y esos desafíos desde el bienestar colectivo. Da una mirada a largo plazo de cuáles son las soluciones y los cambios que hacen falta para mejorar las condiciones del País, y que en ese proceso nadie quede fuera, que todos los sectores puedan ser incluidos y bien representados. Así que creo que ese es el reto que estamos actualmente y creo que la pluralidad de voces representadas actualmente en los cuerpos políticos ayuda a que, ya sea por interés genuino o por necesidad, se trabajen decisiones desde el bienestar colectivo”.

EV: ¿La nueva política también incluye acabar con las negociaciones o condiciones que se dan tras bastidores? Lo pregunto por su denuncia de que Rafael “Tatito” Hernández condicionó el liderato del MVC en comisiones a cambio de favorecer su presidencia en la Cámara.

JBM: “A mi modo de ver, la política está basada en el diálogo y pudiera incluir negociaciones. Lo que pasa es que las negociaciones y los diálogos que el Movimiento al que pertenezco y yo estamos dispuestos a tener tienen que estar basados en la política pública, las causas y los asuntos legislativos que nos traen al Capitolio, no en el acomodo de puestos específicos o roles específicos dentro de la Cámara de Representantes en mi caso. Esa fue la postura que asumimos en cuanto a esta etapa inicial, que correspondía a la elección de un liderato, la aprobación de un reglamento, a composición de comisiones, es que nuestra postura iba a estar basada en los ‘issues’ políticos, sociales, económicos, gubernamentales en los que creemos y no en aceptar equis o ye puesto, a cambio de validar un liderato”.

EV: Desde ese primer roce legislativo, ¿cómo han fluido las conversaciones?

JBM: “No ha impedido que podamos tener conversaciones iniciales con personas de todas las delegaciones para empezar a tender puentes de comunicación y colaboración. Yo creo que ese es el llamado de la ciudadanía y ese es también mi compromiso como representante, quiero que podamos pasar de la garata política tradicional a un diálogo genuino. He hecho el ejercicio de mirar los programas de gobierno de los distintos partidos, he iniciado esas conversaciones directamente con representantes de esos distintos partidos y creo que hay áreas en las que es posible encontrar convergencias y construir a base de ellas. Temas como las medidas anticorrupción, la revisión del Código Electoral, la defensa de los derechos laborales y las pensiones son temas en los que uno encuentra bastante consenso entre las distintas delegaciones. Creo que por ahí debemos empezar”.

José Bernardo Márquez

Afirmó que el diálogo es parte crucial del intercambio de ideas en la Legislatura. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

EV: ¿Pondrá en pausa su práctica legal?

JBM: “Sí definitivo. El trabajo como representante es a tiempo completo. Tanto por la reglamentación y las guías éticas que nos limitan, como por el compromiso genuino de aprovechar cada minuto que tenga para aportar soluciones a la política pública, que es la responsabilidad que el pueblo me dio con su voto, estaré dedicándome a la Legislatura”.

EV: Por su rol como líder comunitario en su barrio y su municipio, quería saber si este será uno de los temas que estará tocando como representante.

JBM: “Definitivo, vengo del activismo comunitario y cívico. Esa es la visibilización de los reclamos de las comunidades y de sectores cívicos, como pudiera ser el movimiento cooperativo, el movimiento ambiental y otros sectores. Es parte de mi compromiso. Una de las cosas que más quiero promover, más allá de cambios puntuales a legislación o prácticas que afectan a las comunidades, son los procesos gubernamentales, que las comunidades y la ciudadanía puedan ser escuchadas realmente en la toma de decisiones. Así que cómo democratizamos las instituciones públicas, los procesos legislativos y a nivel de las agencias para que sea tomada en cuenta la voz de la ciudadanía, y que eso permita que se mejore la política pública y que esa política pública de verdad corresponda a las necesidades sociales, va a ser uno de mis objetivos”.

EV: Pasando al asunto del estatus de Puerto Rico, ¿cómo ha visto los eventos recientes que han ocurrido en Estados Unidos, particularmente en el Capitolio? ¿Han cambiado de alguna forma su postura a favor de la estadidad?

JBM: “Creo que ha sido la agudización de una visión política, social, cultural, promovida por el expresidente Donald Trump y que se venía advirtiendo que la mezcla de esa visión con otros fenómenos culturales como lo son los ‘fake news’, las redes sociales y otro caldo de cultivo que se estaba dando, podía desembocar en lo que desembocó. Si la pregunta es si eso me preocupa, la respuesta es que sí. Si la pregunta es si eso cambia mi visión actualmente como estadista, no. Porque reconozco que ha sido una tensión histórica en Estados Unidos de cuál es la versión de los Estados Unidos que prevalece: si es una versión tribalista, en donde son solo unos grupos y unas tribus las que pertenecen a esa comunidad estadounidense o si es unos acuerdos y unos entendidos políticos constitucionales democráticos los que permanecen. Yo creo en esa segunda versión y creo que en estas elecciones prevaleció esa segunda versión. Pero Estados Unidos siempre ha estado en esa tensión. Está por verse en los próximos años cuál de esas dos versiones se sostienen. Quiero pensar que es la segunda, y en la medida que así sea continuaré siendo estadista, pero estamos todos y todas alertas y pendientes de la fragilidad actual de la comunidad estadounidense. Nos tocará participar y aportar a que sea esa versión constitucional democrática la que prevalezca”.

José Bernardo Márquez

El representante por acumulación favorece la estadidad para Puerto Rico. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

EV: Ya ha radicado algunos proyectos y se ha unido a otros. ¿Cuáles serán sus próximos pasos?

JBM: “En primer lugar, toda la situación de la deuda pública y la situación fiscal del País tiene premura. Por esa razón el tema de la auditoría de la deuda, los temas de proteger los servicios esenciales y las pensiones de nuestra gente es una de esas prioridades. Por otro lado, de los temas que voy a estar directamente promoviendo y presentando legislación está la lucha contra la corrupción. Por esa razón hemos presentado la medida para limitar los donativos políticos y para limitar las prácticas de nepotismo en el gobierno. Otro tema que también voy a estar trabajando próximamente son las reformas democráticas. Los resultados de estas elecciones demuestran el agotamiento de nuestro sistema constitucional electoral, el cual necesita reforma y cómo nos movemos a una democracia que facilita la inscripción de electores, la inscripción de partidos, las alianzas electorales, la segunda vuelta, un secretario de Estado electo, entre otras medidas. Creo que esa es una conversación urgente y que se debe dar mirando la democracia, y no los acomodos de los intereses de cada partido político”.

EV: Tomando en consideración lo colorida que quedó la Legislatura y la aparente disposición del gobernador Pedro Pierluisi a trabajar en equipo, ¿cómo vislumbra que Puerto Rico podría cambiar en los próximos cuatro años?

JBM: “Me parece que hay una gran pregunta, si la pluralidad política va a desembocar en disfuncionalidad, o va a desembocar en una democracia más participativa. Yo quiero pensar que va a ser lo último, que va a haber la voluntad y el interés genuino de mejorar las condiciones sociales y económicas del País. Es urgente, nuestra gente no puede esperar cuatro u ocho años más porque lleguen unos cambios, porque se atiendan necesidades a nivel educativo, a nivel del sistema de salud, de la seguridad comunitaria, entre otros temas. Así que, si vamos a lograr esa deliberación democrática, creo que esa es la gran pregunta. Puedo decir que en las dos semanas que llevo en la Legislatura he visto buen ambiente para eso en las distintas conversaciones con las distintas delegaciones. No obstante, sabemos que cuando nos llegan las propuestas concretas sobre las cuales hay que posicionarse, ahí es que vamos a encontrar el reto, pero apuesto a que lo vamos a lograr. No necesariamente vamos a estar de acuerdo en todo, pero creo que hay muchos temas en los que vamos a poder colaborar”.