Comisionado electoral del MVC

En la foto el comisionado electoral del Movimiento Victoria Ciudadana, Olvín Valentín.

Más de 300 solicitudes de voto adelantado -incluyendo las de voto a domicilio y voto por correo- enfrentaron cuestionamientos al ser evaluadas por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y hubo casos en los que identificaron electores que no presentaron la misma, denunció el comisionado electoral del Movimiento Victoria Ciudadana, Olvin Valentín.

Esa situación, según indicó, propicia el fraude electoral en las elecciones generales y también puede provocar que algunas personas que solicitaron voto adelantado -por errores de terceros en los formularios- se queden sin ejercer el voto mediante ese mecanismo.

“Algunas de estas irregularidades han sido en el manejo de las solicitudes no completadas debidamente, que le falta información, solicitudes con firmas cuestionables o con marcas y luego la firma del testigo. Son solicitudes que al faltar la información al tratar de contactar a los electores para subsanar esas deficiencias, los propios electores indicaban que le tomaba por sorpresa porque no habían solicitado voto a domicilio”, expresó.

Destacó que algunos electores indicaban que habían solicitado voto por correo, pero su solicitud fue alterada utilizando correctores para cambiarlo a voto a domicilio. “Hemos visto un patrón de irregularidades con las solicitudes para mover a un gran número de electores a que votarán a domicilio”, agregó.

La CEE ha reiterado que han logrado adelantar trabajos y encarrilar el proceso para garantizar la fiabilidad del voto adelantado, y que todos serán contados.

Mientras tanto, Valentín detalló que muchas de las irregularidades se detectaron al momento en que fueron presentadas en sus respectivas comisiones locales y otras, como es el procedimiento, llegaron a la CEE para ser aprobadas o discutidas con los comisionados.

“En ese momento, los compañeros comisionados del Partido Nuevo Progresista (PNP) han tratado de defender algunas de estas solicitudes y puedo traer de ejemplo que Caguas tuvo un número de 300 solicitudes con cuestionamientos. Estas trataron de ser defendidas y los comisionados del PNP alegaban, por ejemplo, cuando falta el número de seguro social en la solicitud que no se le podía pedir que incluyeran el número porque no es una forma de identificar. Sin embargo, eso es lo que dice el propio Código Electoral que el PNP aprobó”, manifestó.

En total, 105,000 electores completaron solicitudes de voto a domicilio. A preguntas de EL VOCERO, Valentín no pudo proveer un número exacto de las solicitudes bajo cuestionamiento, pero sí alegó que superan las 300.

“Han sido tantas que no tengo una cifra concreta, De hecho, muchas no llegaron a la CEE porque los comisionados locales las detuvieron, objetaron y otras no fueron aprobadas. Sé de casos que hay 300 solicitudes en Caguas y otro caso similar en el sur de 200. El número es bien amplio y no tengo uno exacto, pero se ve un patrón de la forma en que se han manejado”, afirmó.

Comentó que puede que haya solicitudes incompletas o que no pudieron ser verificadas con el elector, que quedaron en suspenso y probablemente no se le otorgó el beneficio de voto adelantado.

El MVC también detectó “solicitudes llenadas por la misma persona en bloque, solicitudes incompletas que probablemente no las llenó el elector, y también hubo electores que indican que simplemente los llamaron para decirles que tenían que solicitar voto adelantado y era la forma segura que promovía la CEE”.

Respecto al voto por correo, Valentín se mostró preocupado porque muchos ciudadanos pueden olvidar incluir la copia de su identificación en la solicitud como exige el nuevo Código Electoral.

“Nuestro llamado al pueblo es que esté vigilante. Las personas que solicitaron voto a domicilio sepan que ustedes tienen derecho a que su voto sea secreto. No pueden sentirse intimidados por los funcionarios o el funcionario si es que llegara a ir un solo funcionario que lo intimide y lo fuerce a votar de una forma en particular”, afirmó.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.