colomer
El presidente de la CEE, Francisco Rosado Colomer. 

 

 
 

Para el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, la resolución emitida a fin de 2020 y que será refutada en los tribunales por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y el Proyecto Dignidad no limita la participación de esos tres partidos políticos en los asuntos electorales que se discutan en el organismo electoral.

El funcionario agregó que los comisionados de estas tres colectividades serán convocados cuando sean necesarios en la toma de decisiones.

“Lo que yo resolví en cuanto a la inscripción de los partidos tiene que ver con mi análisis de la aplicabilidad del Código Electoral del 2020 en este evento. Entendí que los requisitos del Código Electoral son para el próximo ciclo electoral y para la inscripción de los partidos cuando vayamos a la elección del 2024. Entiéndase, ese requisito de 50% (de candidatos) de las alcaldías, si no lo tienen los partidos que hoy son los tres partidos que recibieron menos del 25% de los votos, pues podrían quedar sus franquicias descertificadas. Ellos (PIP, MVC y Proyecto Dignidad) no tendrían que buscar endosos y tienen participación en los asuntos electorales”, expresó.

Detalló que conforme al Código Electoral, los únicos dos partidos que pueden tener injerencia en los procesos administrativos u operaciones de la CEE son el Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP).

“En cuanto a cómo se va a administrar la comisión, pues yo entendí que la ley se aplica prospectivamente porque ya pasó la elección y es aplicable a cómo se va a administrar la CEE bajo los parámetros de la ley. Entendí que eso es constitucional y no violenta la Constitución de Puerto Rico. Así que en el próximo ciclo electoral de 2024 (el PIP, MVC y Proyecto Dignidad) estarán convocados porque se atienden todos los asuntos de la elección de 2024. Si hay algún asunto geoelectoral, pues hay que llamarlos y en asuntos electorales están representados y hay que convocarlos”, afirmó.

“Si hay algo que los afecta electoralmente pues ellos están representados y hay que convocarlos. Las decisiones de si, por ejemplo, se va o no a pintar la planta física, ellos no van a participar de esas decisiones. La decisión de hacer un solo almacén de inventario —que aquí tenemos seis almacenes y que se está haciendo un proyecto para que sea uno solo— pues eso es una decisión puramente administrativa”, agregó el titular de la CEE.

¿Entiende que su decisión no tiene efecto adverso en decisiones electorales?, se le preguntó. “Exacto, no limita la participación de los partidos en asuntos electorales. Por ejemplo, cuando se contrate la agencia de publicidad para las próximas elecciones, ellos tienen que participar. Pero si voy a hacer un ejercicio con mi oficina de educación y adiestramiento para llevar a las escuelas orientación para que se inscriban los jóvenes, pues ahí probablemente no tengan participación”, respondió.

Reiteró que la resolución emitida retiene la inscripción de los partidos como dispone el Código Electoral de 2011 “por razón de que la Constitución de Puerto Rico establece que no se pueden establecer requisitos en medio del ciclo electoral para la inscripción”.

Asegura que tienen representatividad

“Al mantener la franquicia, eso les da representatividad. El Código Electoral nuevo establece que cuando se afectan los asuntos electorales en la unidad geoelectoral del partido, porque son partidos estatales, ellos deben ser convocados”, aseguró.

Insistió, de otro lado, que el nuevo código establece que se instituya el balance con solo dos partidos y eso es un asunto que se mantiene con los comisionados electorales propietarios (el PNP y el PPD).

“La ley electoral establece en la composición de la comisión unas oficinas que requieren balance institucional. Eso es que tienen que estar dirigidas por un director y un subdirector. El primero del partido de mayoría y el segundo del partido secundario. Antes las Juntas de Inscripción Permanente (JIP) tenían tres partidos, y ahora probablemente esas JIP se mantengan con dos oficiales de inscripción en lugar de tres, porque solo hay dos partidos propietarios. Los recursos humanos, las compras, finanzas, transporte, inventario y propiedad, todo eso se le delega a presidencia y es más ágil. Los partidos de minoría se mantienen en los asuntos electorales, por ejemplo, cuando se vaya a escoger un centro de votación tienen que participar los comisionados electorales adicionales (del PIP, MVC y Proyecto Dignidad) cuando no se ponen de acuerdo los comisionados electorales”, detalló.

Por su parte, el MVC, Proyecto Dignidad y el PIP opinan que la decisión de Rosado Colomer es discriminatoria y que promueve el bipartidismo en los procesos electorales. Señalan que es inconstitucional y que los despoja de representatividad y de un comisionado electoral en propiedad. Las tres colectividades sostienen por esas razones llevarán sus reclamos a los tribunales.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.