Joe Biden

El exvicepresidente Joe Biden, candidato demócrata a la Casa Blanca, en un acto de campaña en Wilmington.

El candidato a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Demócrata, Joe Biden presentó esta tarde, en el estado de Florida, un plan basado en la recuperación y renovación para la Isla.

Esta parada de Biden en Florida se da en momentos en que algunas encuestas lo colocan en una posición desaventajada entre los electores hispanos de ese estado. El voto hispano en Florida es importante para ganar el estado. 

Biden expresó que los ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico, merecen ser tratados con dignidad y respeto. “Ya sea que vivan en Reading, Pennsylvania, Kissimmee, Florida, o San Juan, Puerto Rico, ustedes merecen un pago justo por su trabajo, una oportunidad igual para salir adelante, y un gobierno que trate a todos los ciudadanos estadounidenses de la misma manera y los apoye cuando enfrentan tiempos difíciles”.

El candidato demócrata informó que, de ganar las elecciones en noviembre, creará un grupo de trabajo federal para Puerto Rico que se reportará “directamente al presidente” para asegurarse de que la Isla tenga los recursos y la asistencia técnica que necesita no solo para recuperarse, sino también para prosperar, incluyendo:

• Apoyar una recuperación total y la reconstrucción de la infraestructura para cumplir con los estándares modernos.

• Invertir en el futuro de Puerto Rico mediante iniciativas de Desarrollo económico y apoyo a las familias.

• Proveer alivio de una deuda insostenible.

• Ampliar el acceso a la educación y a la capacitación de la fuerza laboral.

También, comentó que “apoyará” una recuperación total y reconstrucción de la infraestructura de la Isla para cumplir con los estándares modernos. Esto luego del paso de los huracanes Irma y María en el 2017, que causaron graves daños a la infraestructura y la economía de Puerto Rico.

Asimismo, Biden garantizará que Puerto Rico reciba los fondos federales para la reconstrucción por desastre que necesita con urgencia, para apoyar la recuperación de Puerto Rico a largo plazo y aumentar su capacidad para resistir tormentas futuras.

Biden ha criticado a Trump por la lenta respuesta federal al huracán.

Específicamente, Biden aseguró que:

Acelerará el acceso a los fondos prometidos para la reconstrucción mientras se garantiza la transparencia y la rendición de cuentas por los fondos públicos.

• Condonará los préstamos de ayuda en casos de desastre a los pueblos/municipios de Puerto Rico para que puedan recuperarse más rápido.

• Garantizará que los fondos de recuperación beneficien a las empresas locales.

• Reconstruirá la infraestructura de la Isla.

En cuanto a la Economía y la Salud, Biden dijo que invertirá en el futuro de la Isla mediante iniciativas de desarrollo económico y apoyo a las familias puertorriqueñas.

Según su propuesta, esto incluiría:

Fortalecer y mejorar el sistema eléctrico de Puerto Rico: Esto incluye modernizar los sistemas de generación, transmisión y distribución de energía de la AEE (Autoridad de Energía Eléctrica) mediante las inversiones de infraestructura necesarias.

Acceso a cuidado de salud asequible y de calidad: Asegurar que Puerto Rico pueda participar en el programa de Medicaid a la par con otras jurisdicciones de los Estados Unidos. Por lo que, ordenará al secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. que proponga reformas al reembolso de Medicare para abordar los pagos insuficientes crónicos del programa.

También, ampliará la inversión en centros de salud comunitarios y aumentará la cartera de proveedores de cuidado de salud y proveerá a las familias puertorriqueñas acceso igual a la asistencia nutricional. Asimismo, proveerá beneficios de seguridad de ingresos suplementarios.

Sobre el tema de la deuda, Biden comentó que “proveerá alivio de una deuda insostenible”.

Esto incluiría:

Revertir la política de “austeridad fiscal” impuesta por la Junta de Control Fiscal: Biden apoyará una revisión de estas políticas y se aliará con el gobierno de Puerto Rico para realizar inversiones sustanciales a fin de promover el crecimiento económico, incluida la infraestructura, y proteger los servicios esenciales.

Asegurar que los representantes puertorriqueños tengan una voz: Biden trabajará para aclarar los respectivos roles del gobierno de Puerto Rico y la Junta para que puedan resolver los desafíos financieros de Puerto Rico de una manera que respete la autoridad de los líderes electos de Puerto Rico para gobernar.

Apoyará una auditoría de la deuda de Puerto Rico: Una auditoría de la deuda de la isla permitirá a Puerto Rico planificar un camino fiscal justo y sostenible. Biden añadió que “es posible que miles de millones de dólares en deuda se hayan emitido ilegalmente en violación de la constitución de Puerto Rico y, por lo tanto, sea nula”.

Asegurar que los puertorriqueños de ingresos bajos y moderados y los pensionados estén protegidos: Biden trabajará para proteger a los pensionados en el contexto de la reestructuración de la deuda.

En cuanto a la Educación, el candidato demócrata buscaría:

Invertirá en el sistema de escuelas públicas y lo reconstruirá.

• Invertirá en infraestructura escolar.

• Ofrecerá caminos hacia la universidad y la fuerza laboral.

• Invertirá en la Universidad de Puerto Rico como motor de crecimiento económico.

• Aumentará el apoyo a la salud mental de los estudiantes.

“Para impulsar la modernización y el crecimiento de la economía de Puerto Rico, el gobierno federal debe fortalecer el sistema de educación pública de la Isla en todos los niveles, para que pueda producir los trabajadores de hoy y del mañana, e invertir en infraestructura de cuidado de salud y la cartera de trabajadores de la salud”, comentó Biden.

En cuanto al estatus político de la Isla, Biden expresó que, como presidente, trabajará con los representantes que apoyan “cada una de las opciones de estatus” en Puerto Rico, para iniciar un proceso “justo y vinculante” para que los puertorriqueños determinen su propio estatus.

“Avanzar hacia un futuro de renovación y respeto no es plenamente posible sin abordar el tema del estatus político de Puerto Rico, que se ha debatido durante décadas”, finalizó.