Francisco Rosado Colomer
En la foto el presidente de la CEE, Francisco Rosado Colomer. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

El juez del Tribunal Superior de San Juan, Anthony Cuevas, ordenó al comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte Berríos, a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y a otras partes interesadas a presentar este jueves sus argumentos sobre la resolución del presidente del organismo electoral, Francisco Rosado Colomer, de excluir a tres partidos políticos minoritarios de la fase operacional de la entidad.

El PIP demandó a la CEE luego de que Rosado Colomer emitió la referida resolución amparada en el nuevo Código Electoral. La resolución tuvo el efecto de dejar sin representación en propiedad al PIP, al Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y al Proyecto Dignidad (PD).

“La parte peticionada y las partes con interés tienen hasta el próximo 14 de enero de 2021 a las 4:00 p.m. para que muestren causa por la cual no debamos conceder los remedios solicitados”, reza la orden de Cuevas.

Agrega que “la parte peticionada, así como las partes con interés, quedan advertidos que, transcurrido dicho término sin haber actuado, compareciendo por escrito a mostrar causa, este tribunal procederá a conceder todos los remedios solicitados sin más citarle, oírle o leerle”.

Aponte Berríos solicita que se revoque la resolución CEE-RS-21-001 en cuanto a la composición de la CEE; que se determine que la resolución lacera los derechos del PIP, del MVC y Proyecto Dignidad; que proceda la aplicación de los requisitos de retención de franquicia electoral e inscripción, según lo dispuesto en la Ley 78-2011 sobre el derecho a representación igualitaria ante el pleno de la CEE.

El demandante expone que la determinación del presidente de la CEE se basa en una interpretación errada de la ley aplicable, en perjuicio de los derechos del PIP, del MVC y Proyecto Dignidad, a los que ha privado de participación plena en la composición y operaciones de la CEE.