No a LUMA

La Utier rechaza el acuerdo entre LUMA Energy y la AEE. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Al menos dos de los candidatos a la gobernación ya han rechazado públicamente y ante la matrícula de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) el contrato de privatización del sistema de transmisión y distribución entre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la empresa LUMA Energy LLC.

La candidata del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Alexandra Lúgaro, y el candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, consignaron por medio de cartas sus posturas en cuanto a cancelar el acuerdo.

LUMA Energy fue seleccionada en junio por la Autoridad de las Alianzas Público-Privadas (AAPP) para operar, administrar, mantener, reparar y restaurar la red eléctrica de la AEE por 15 años y a un costo de $1,500 millones aproximados.

“Desde un inicio hemos indicado nuestro rechazo a dicho acuerdo como dañino a los intereses del pueblo de Puerto Rico…Nuestra posición es que, de raíz, el contrato con LUMA Energy es nulo. Primero, porque es leonino. Segundo, porque violenta las políticas públicas de Puerto Rico con relación a los derechos laborales y tercero, porque nos aleja de cumplir con los objetivos de energía renovable que nos hemos trazado. Es por todo lo anteriormente expuesto que estaríamos cancelando inmediatamente dicho contrato y litigando su nulidad”, detalló Lúgaro.

“Estamos comprometidos con la cancelación del referido contrato dentro de los 100 días. Sustituir un monopolio público con uno privado no es la política pública correcta”, estableció por su lado Dalmau en respuesta a una carta enviada a los candidatos a la gobernación por la Utier.

Uno de los reclamos de la Utier sobre este contrato es que no reconoce el convenio con los empleados de la corporación pública y tiene el efecto de anular todos los derechos adquiridos. Además, la unión ha establecido que no tiene ningún beneficio a los puertorriqueños y que representa el despido de sobre 6,000 empleados que actualmente laboran en la AEE. Asimismo, han establecido que el acuerdo está elaborado para que LUMA no tenga que invertir dinero y tenga la libertad de abandonar el negocio cuando le convenga.

Mientras, que el candidato por el Partido Popular Democrático, Carlos “Charlie” Delgado sostuvo que evalúa el contrato y que le preocupan algunas de sus disposiciones. No obstante, en esta etapa no fue enfático en la disolución del mismo.

“Tengo preocupaciones muy legítimas y similares a las de muchos otros sectores de nuestro pueblo. Las cláusulas del contrato son preocupantes porque el control y la operación del sistema eléctrico, no protegen los empleos y beneficios que nuestros servidores públicos adquirieron a través de muchos años, y pueden conllevar un incremento en las tarifas finales que pagan los clientes. Una cosa es una concesión para administrar, y otra es privatizar”, afirmó Delgado.

No a la privatización

De otro lado, tres de los candidatos que al momento han contestado las interrogantes a la Utier, se opusieron a la privatización de la AEE y otros servicios esenciales.

“Rechazamos las políticas de privatización de servicios esenciales y bienes públicos, que los someten a la lógica de la competencia y el lucro privado”, dijo Lúgaro al citar la Agenda Urgente, documento base del MVC. De igual forma el nuevo partido propone “definir constitucionalmente los servicios esenciales y las garantías sociales y anteponerlas al pago de la deuda”.

Por su parte, Dalmau estableció que la posición del PIP es que la AEE “debe permanecer en las manos del pueblo”, al entender que el acceso a la electricidad es parte de los derechos esenciales para el desarrollo humano. Otras de las promesas de Dalmau son: revisar el acuerdo de la deuda de la AEE; subsidios para personas y pequeñas empresas que no puedan costear las alzas en el servicio; revisar los contratos vigentes para asignarlos a empleados de la AEE.

Delgado, reiteró que los servicios esenciales deben permanecer en manos del gobierno, pero aceptó que la empresa privada puede colaborar para proveer estos servicios. “Son servicios que, por su naturaleza, no deben ser transferibles de forma total a la empresa privada. El gobierno no tiene como finalidad el lucro, sino el servicio”, detalló el alcalde de Isabela.

El candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, el de Proyecto Dignidad, César Vázquez y el independiente Eliezer Molina no han contestado a la Utier.

No obstante, Pierluis ha hecho pública su postura sobre el contrato, de que debe renegociarse para que se atiendan los reclamos de la clase trabajadora de manera que se garanticen los derechos laborales.

“El contrato anunciado por la gobernadora entre la AEE y LUMA adolece del mismo defecto de muchas de las acciones que han empañado su administración, la falta de transparencia. Nos enteramos de la firma del acuerdo sin oportunidad para que el Pueblo pudiera revisarlo y expresarse sobre sus términos y cláusulas que comprometen el futuro de nuestro sistema eléctrico”, sentenció Pierluisi en declaraciones escritas.

Jaramillo hizo un llamado a los tres candidatos a consignar sus promesas por medio de cartas.

“A los candidatos que aún no contestan sepan que los trabajadores y el País está atento a qué hacen y qué no hacen los candidatos para emitir su voto en las elecciones que se avecinan. Lo repito nuevamente el no contestarnos la carta es no contestarle a un país que está pendiente a todo lo que dicen los candidatos sobre asuntos tan importantes para todos los puertorriqueños”, dijo el presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo.

Vea aquí las cartas