Delgado
Delgado sostuvo que no impondrá su visión de estatus al PPD. 
 

Los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD) han gobernado a Puerto Rico por años y ninguno ha estado exento de señalamientos por delitos de corrupción gubernamental, conducta que generó molestia en muchos electores tras los sucesos del verano de 2019, cuando renunció el entonces gobernador Ricardo Rosselló.

Con las elecciones generales del 3 de noviembre acercándose: ¿qué diferencia al candidato a la gobernación por el PPD, Carlos “Charlie” Delgado, de los políticos tradicionales en la Pava? ¿Promoverá que se mantenga el Estado Libre Asociado (ELA)? 

“Creo que la expresión del verano pasado fue una expresión de pueblo amplia. Yo estuve allí, populares estuvieron allí y penepés estuvieron allí y el espectro de la calle fue de todo, de indignación hacia un grupo que gobernaba y el pueblo se dio cuenta de que no tenían sensibilidad. Fue una expresión masiva de todos los sectores. Pero sí, uno reconoce que hay algunas molestias en la generación más joven sobre el bipartidismo, pero yo no represento lo tradicional dentro del PPD. Yo represento una visión muy diferente, no soy el perfil del candidato tradicional dentro del PPD ni del Partido Nuevo Progresista. Vengo de la gente, del pueblo y eso marca una gran diferencia entre el perfil del candidato tradicional dentro del PNP y en algún momento dado dentro del PPD”, aseguró Delgado, luego de que EL VOCERO preguntara cómo apelará al voto joven que rechaza el bipartidismo. 

“Creo que eso me ayuda a poder tener la sensibilidad de cómo sufre la gente porque es lo que uno vive como alcalde todos los días. Están dando servicio directo siempre a los necesitados. Creo que esa experiencia nadie de los candidatos que está ahora aspirando, ninguno tiene esa experiencia y ese contacto como lo he tenido. Eso me marca con mucha sensibilidad hacia ese sector”, abundó. 

El aún alcalde de Isabela no fue tímido al momento de comentar algunas de las propuestas que incluirá en su plataforma de gobierno, que estará dividida en temas de salud, desarrollo económico, seguridad, infraestructura, gobernanza y sustentabilidad alimentaria. El detalle específico de algunas no se ha hecho público, aunque Delgado anticipa presentarlas al pueblo en conferencias de prensa antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Ahora se prepara para El Gran Debate mañana a las 8:00 p.m., gracias a una alianza de Wapa TV, EL VOCERO y NotiUno, en el que participarán todos los candidatos a la gobernación. Para ese encuentro espera proyectarse “más natural que estratégico”.

Todos los votos son decisivos

“Creo que el voto joven, el voto adulto y todos los votos van a ser decisivos. Aquí hay una molestia generalizada de todos los sectores del País. Posiblemente con características diferentes, pero muchos de los elementos son muy parecidos y se conjugan en todos los demográficos. Entiendo que la molestia es de todos”, señaló. 

Admitió que parte de la molestia de los electores nace de la corrupción desmedida y la impunidad. “Aquí lo principal es la corrupción y asegurarle al País que la delegación de los fondos federales que han llegado a Puerto Rico se van a utilizar y van a llegar a su gente”, sostuvo. 

Delgado ha fungido como alcalde de Isabela desde 2001 sin interrupciones y fue vicepresidente del PPD entre el 2007 y 2011. Su preparación académica es en administración de empresas y es producto de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Puntualiza que no se considera un político del ala liberal ni del ala conservadora, pero sí “moderado”. 

“Ni estoy cargado a la derecha ni estoy cargado a la izquierda. La vida no es blanco y negro. La vida y el mundo es a colores, creo que hay que ver cada realidad, perspectiva, analizarla y tomamos decisiones”, expresó. 

El aspirante a la gobernación asumió una postura sobre lo que representa su candidatura y la visión de estatus político que promoverá si llega a La Fortaleza, aunque admitió que tiene una definición sobre el desarrollo del ELA “muy personal”, la cual apunta hacia nuevos tratados económicos y una revisión a la Ley de Relaciones Federales.

Sin embargo, Delgado dejó claro que no impondrá su visión de estatus al PPD.  

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.