Lornna Soto

La alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto, junto al ayudante general de la Guardia Nacional, general de brigada José A. Reyes (der.), en ocasión del ejercicio de emergencia en ese municipio ante la llegada de la temporada de huracanes.

La alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto, reconoció que con la temporada de huracanes ya aquí, son muchos los municipios que no han terminado los preparativos, particularmente los que implican el dragado de ríos.

Soto realizó ayer un simulacro en su municipio junto a la Guardia Nacional. Según dijo, el proceso que hay que seguir con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos y con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) es tan complicado y tan oneroso, que muchos ríos no han sido dragados. La alcaldesa dijo que ya visitó las comunidades aledañas a los ríos para dejarles saber que —si llega otro huracán— tendrán que ser removidos.

“En este momento, estamos en planes de mitigación y eso demora porque las agencias y el Cuerpo de Ingenieros requieren una cantidad de procesos. FEMA ni te puedo explicar, porque estaría tres horas, por los procesos que están exigiendo que son onerosos para cualquier municipio y agencia... cumplir con esas regulaciones”, dijo Soto.

“Para un huracán categoría cinco, como María, yo diría que ningún municipio puede haber alcanzado 100% un plan de mitigación exacto, porque hay unos cumplimientos que hacer y hay unos procesos que son bien costosos. Aunque yo lo quisiera hacer, para limpiar y mitigar todo el Río Canóvanas, son $25 millones”.

Mitigar todos los ríos de su pueblo, indicó, costaría unos $100 millones.

Entre cuatro y cinco fenómenos

La temporada ciclónica dio inicio hoy y ya la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) estimó que podría haber entre cuatro y ocho huracanes esta temporada.

El director del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo, reiteró que el gobierno está “mejor preparado” para la temporada de huracanes de lo que estaba cuando llegó María en 2017.

Toldos azules por miles

Aun cuando hay 30,000 viviendas con toldos azules, Acevedo dijo que ahora los municipios han presentado planes donde se identifican esas viviendas. La alternativa que presentaron es que estas casas serían las primeras en ser desalojadas en caso de que llegue un huracán.

Acevedo ha dicho que los municipios y las agencias entregaron sus planes de emergencia y que, en su gran mayoría, fueron revisados y aprobados.

Más centros de ayuda

El gobierno ha dicho, además, que ahora cuenta con nueve centros para distribución de alimentos y artículos de primera necesidad, versus los dos que había cuando llegó María.

“Los 78 municipios tienen planes de emergencia más robustos. Todos fueron entregados, 73 fueron certificados. Hay dos que se devolvieron porque faltaba información que para nosotros es vital y los están terminando”, dijo.

“Los alcaldes han trabajado con la fase de mitigación. Hemos tenido muchas lluvias en estos días, pero pocas inundaciones y eso significa que los alcaldes han trabajado duro con la mitigación”, sostuvo el funcionario.

El sistema eléctrico

Sobre el sistema eléctrico que tardó casi un año en restablecerse, Acevedo reconoció que se trata de un sistema “vulnerable”, pero se hizo eco de las expresiones del director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, quien afirma que el sistema está ahora mejor preparado que antes y que tomaría menos tiempo restablecerlo. “Energía Eléctrica es un sistema vulnerable, pero en Puerto Rico hay más generadores eléctricos, FEMA se ha preparado. Para María tenían 60 generadores y ahora tienen casi 1,000”, puntualizó, para recalcar que “todas las agencias se han preparado”.