You are the owner of this article.
spotlight

Humacao despide a su primera dama

Cientos de ciudadanos se unen al alcalde Marcelo Trujillo para darle el último adiós a la querida primera dama de la Ciudad Gris

  • 0
  • 2 min to read
Rosa Elena Plumey

El alcalde de Humacao, Marcelo Trujillo, es apoyado por sus familiares y amigos cuando se dirigió hacía el féretro de su esposa Rosa Elena Plumey.

HUMACAO — En el interior del teatro, las exequias de la primera dama municipal, Rosa Elena Plumey de Trujillo, eran engalanadas con las melodías de boleros de antaño que evocaban sentimientos, los mismos que durante 57 años acompañaron su unión matrimonial con el alcalde Marcelo Trujillo.

Así durante la mañana de ayer, en el Centro de Bellas Artes, Trujillo y su pueblo celebraron la vida y el legado de Rosa Elena en la Ciudad Gris. Hasta allí llegó Trujillo, en una silla de ruedas y acompañado de una enfermera. El líder municipal, quien estuvo hospitalizado hasta el pasado lunes, luego de que su esposa falleciera el 20 de mayo a causa de una fibrosis pulmonar, fue recibido con una ovación.

Visiblemente afectado, Trujillo pidió que lo acercaran al féretro de su esposa para así colocarse de pie. De frente a su amada, el líder municipal le entregó un último beso, antes de que comenzara la misa católica.

Allí, en el segundo nivel del teatro, una butaca lucía un lazo conmemorativo color rojo. Y es que según manifestaron varios funcionarios municipales, este asiento era el preferido de Rosa Elena, quien disfrutaba desde allí los ensayos y las presentaciones de la centenaria banda municipal de Humacao.

En la mañana, el gobernador Ricardo Rosselló y la primera dama Beatriz, asistieron a los actos fúnebres.

Solidario “Charlie” Delgado

Entre los políticos presentes, estuvo el alcalde de Isabela, Carlos “Charlie” Delgado, cuya esposa Rosa María Irizarry falleció luego de una ardua batalla contra el cáncer.

“Sé lo que está viviendo Marcelo. La primera dama es el primer soporte que uno tiene y su rol es vital en los asuntos municipales y más cuando tienen la capacidad de salir del espectro político y trabajar con las necesidades de la gente directamente”, indicó Delgado.

Agregó que su difunta esposa, al igual que Rosa Elena, trabajaron muchas iniciativas comunitarias en sus respectivos pueblos sin buscar ningún tipo de reconocimiento.

Por su parte, el senador Miguel Pereira, comentó a EL VOCERO que durante dos campañas políticas en las que compartió con la primera dama nunca atestiguó un exabrupto por parte de ella. Sobre el legado de la pareja comentó: “Tuve la suerte de compartir con ellos durante la fiesta de cumpleaños de Marcelo y en aquel momento me dirigí a los presentes diciendo que cuando fuera grande quería ser como el alcalde de Humacao. Ellos tuvieron una unión admirable, marcas de camino a seguir”.

Ejemplo de la mujer boricua

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, expresó que la primera dama de la Ciudad Gris significaba un vivo ejemplo de la mujer puertorriqueña.

Rosa Elena Plumey

El pueblo humacaeño se dio cita en el Centro de Bellas Artes para rendirle sus respetos a Rosa Elena.

“Mi mayor recuerdo de Rosa era que todo su trabajo comunitario lo realizó desde el amor. Era esposa del alcalde, pero ella también tenía sus propias iniciativas y su propia agenda”, indicó la alcaldesa capitalina.

Cruz enfatizó que aunque las mujeres en el País representan la mayoría en la fuerza laboral, todavía muchas viven bajo el nivel de pobreza. “Rosa representa esa lucha constante contra viento y marea, representa la fuerza de la mujer puertorriqueña”, culminó.

De otra parte el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), José Aníbal Torres, expresó que le unían fuertes lazos de amistad con Rosa Elena y Marcelo. “Rosa hizo una gran labor social. Pero también fue una activista política que brindó aplausos y regaños cuando tuvo que darlos. La demostración de su pueblo en el día de hoy demuestra que Rosa dejó huella”, culminó.

A la llegada al campo santo, Trujillo recibió constantes muestras de cariño de parte de sus seguidores. Así, el hijo de un padre tabacalero y de una madre planchadora en Guayanilla, despedía a Rosa Elena, quien abandonó la comodidad de su hogar en Arecibo para unirse en matrimonio con Trujillo hasta el último de sus días.

Tags

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

Ampliación

Noticia de última hora

Real Time Web Analytics