corrección

Con un no ha lugar, el Tribunal Supremo de Puerto Rico rechazó el último intento de la compañía Trinity Services de bloquear la adjudicación de una subasta del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) para la elaboración de alimentos, remodelar áreas de cocina y operar las comisarias en las cárceles a favor la empresa Carolina Catering de Puerto Rico.

El DCR adjudicó la subasta a Carolina Catering, una empresa puertorriqueña que a juicio de la Junta de Subasta del departamento ofreció el mejor valor nutricional para la población correccional de la Isla. 

 
“Nuestro Tribunal Supremo, en una decisión del 9 de octubre y de la que tuvimos conocimiento hoy, le ha dicho  claramente a la compañía Trinity que  no va ni siquiera a volver a revisar su orden anterior, que ya ha decidido sobre el asunto. Ha sido obvio que todas las reclamaciones han tenido el propósito de seguir extendiendo un contrato a una empresa que no ha sido capaz ni siquiera de brindar alimentos saludables a una población que no puede ni cocinar, ni salir a comprar alimentos”, señaló José Algarín, presidente de Carolina Catering.