Cueva Loiza

02/06/18. Loiza,PR. Conferencia de prensa convocada por la alcaldesa de Loiza, Julia M. Nazario, en torno al Parque del Monumento Historico Cueva Maria de La Cruz, el cual abre sus puertas nuevamente poco mas de cuatro meses despues el paso del huracan Maria. En la foto un taller de Apicultura. (Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

En el barrio Las Cuevas del municipio de Loíza, aledaño al Río Grande, se inauguró recientemente el Parque Histórico Cueva María de la Cruz, por la alcaldesa Julia M. Nazario Fuentes. El paraje se encuentra contiguo al Centro TAU de la Fundación Ricky Martin, localizado en el barrio que ubica entre las carreteras PR-188 y la PR-951. Esta fue la excavación que en 1948 realizara el Dr. Ricardo Alegría que demostró que los vestigios hallados se remontaban a la época de antes de Cristo.

La Cueva María de la Cruz, una enorme formación de origen calizo, cuyas medidas son 164 pies de ancho, 82 de profundidad y 98 de altura, constituye uno de los 72 lugares arqueológicos documentados en Loíza, según la Oficina Estatal de Conservación Histórica. Alegría junto al Centro de Investigaciones Arqueológicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) encontró que la vida comenzó en estos predios con los indios arcaicos, los primeros pobladores de las Antillas.

“Bajo la superficie de la cueva, Alegría excavó herramientas de piedra pulida, algunas pequeñas lascas talladas de sílex, pedazos de ocre rojo, una abundante cantidad de restos alimentarios, en su mayoría de moluscos marinos y terrestres, así como palancas de cangrejos. Se recuperó, además, un enterramiento humano en posición extendida. Alegría bautizó la cultura representativa de estos restos como la Cultura Arcaica, por tratarse de la más antigua cultura indígena encontrada en Puerto Rico”, declaró el arqueólogo Miguel Rodríguez López, rector del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe (CEA), a EL VOCERO.

Este añadió que nuevas excavaciones realizadas en la cueva bajo los auspicios del CEA han confirmado la presencia de nuevos rastros de los llamados indios de la Cultura Arcaica. Entre ellos, nuevas herramientas de piedra pulida y de pedazos de conchas de caracoles marinos, restos de alimentos marinos y algunos huesos humanos. También se identificaron semillas fosilizadas de antiguas plantas que formaban parte de la dieta de estos antiguos habitantes.

“Las fechas obtenidas de estos materiales confirman su antigüedad cercana al segundo siglo antes de Cristo, lo que significa que hace más de 2 mil años atrás, ya existía una activa comunidad de indios Arcaicos viviendo en lo que conocemos hoy como la Cueva de María la Cruz en Loíza. Por muchas décadas los hallazgos de María la Cruz asombraron por su antigüedad a los arqueólogos caribeños. Aunque ya se han descubierto otros yacimientos mucho más antiguos como los de Angostura en Barceloneta y Maruca en Ponce, María la Cruz sigue siendo un referente científico para los estudiosos de las culturas indígenas de la región del Caribe”, agregó.

Cuando hace algún tiempo se consiguieron los fondos para proteger la cueva y adquirir los terrenos donde está enclavada, don Ricardo Alegría propuso que se habilitara un parque pasivo donde, además, se le ofreciera al visitante un centro educativo sobre la riqueza cultural y artesanal de Loíza. Rodríguez apunta que la alcaldesa Julia Nazario ha dado realidad al sueño de Alegría.

Rodríguez recabó realizar conferencias educativas de arqueólogos e historiadores para los estudiantes loiceños y de municipios cercanos donde se destaque la arqueología, la historia, el folclore y las tradiciones de Loíza como parte de su desarrollo social y turístico. Igualmente prometió la celebración de un encuentro o simposio a llevarse a cabo en los terrenos en el parque de la Cueva de María la Cruz donde se ponga de manifiesto la importancia de Loíza para la comunidad científica y cultural de nuestro país y de la región del Caribe.

Este parque cuenta con columpios,chorros de agua, área para acampar y otras áreas recreativas. Asimismo, los visitantes podrán disfrutar de variedad de talleres, exhibiciones de arte, mercado de artesanías, recorridos educativos guiados y oferta gastronómica.

Un dato interesante sobre el lugar es que representa un santuario de abejas único en el Caribe. En la cúpula de su cueva ya se han documentado 40 colmenas que son el hogar de aproximadamente 90,000 abejas productoras de miel. El Parque cuenta con la asesoría y colaboración del reconocido apicultor puertorriqueño Hermes Conde, director de la Escuela de Apicultura del Este, y del doctor Juan Pérez, responsable de los talleres de apicultura que se ofrecen en el parque de miércoles a domingo.

También, el músico y gestor cultural, Marcos Peñaloza tiene a su cargo talleres sobre el origen y desarrollo del baile de bomba, que en realidad tiene 19 ritmos distintos de los cuales Loíza cuenta con cinco de los más conocidos, que son los ritmos yubá, sicá, holandé, seis corrido y cuembé.

Asimismo, Sheila Osorio, especialista en el arte del turbante, ilustra a los visitantes sobre el origen ancestral africano de la colorida pieza de moda con la cual en tiempos de la esclavitud se le obligaba a las mujeres a tapar su cabello crespo , pero, más adelante resultaron ser más llamativos que el mismo cabello y actualmente es un complemento hermoso de afirmación cultural.

El Parque Histórico Cueva María de la Cruz abre de miércoles a domingo de 9:00 a. m. a 5:00 p.m. Para reservaciones de grupos turísticos o actividades privadas se puede llamar al 787-876-1014, extensiones 2201, 2202 y 2203.